Flash Menu

Cómo elegir un plan de pensiones

 

Cómo elegir un Plan de Pensiones

Contratar un Plan de Pensión puede resultar una buena inversión y una alternativa o complemento a la pensión pública, pero no hay que hacerlo a la ligera. En primer lugar, busque y compare distintos productos que le oferten, las comisiones que le van a cobrar y la rentabilidad estimada, ya que la final no se puede establecer a priori porque depende del fruto de las inversiones que se realicen con su dinero. La oferta de este tipo de productos es amplia para que cada uno encuentre el plan que mejor se adapta a su perfil de riesgo y edad, ya que en los planes de pensiones, el horizonte y el riesgo de la inversión viene determinado por la edad del partícipe (ahorrador).

Normalmente los expertos fijan cuatro fases en el proceso de ahorro: la fase de acumulación que es hasta los 45 años, en la que se puede asumir un mayor riesgo y apostar por planes de renta variable; la fase de consolidación, desde los 45 a los 55 años y en la que se disminuye la renta variable y se aumenta la fija; la fase de preparación de la jubilación, desde los 55 a los 65 años, en la que se debe optar por planes más conservadores y la fase de jubilación, a partir de los 65 años, momento en que no se debe arriesgar.

Algunas entidades gestoras de estos productos ofrecen regalos o bonificaciones como táctica comercial, pero los regalos que se suelen ofrecer pueden ser bastante insignificantes en valor, incluso de calidad, respecto al dinero que se aporta y de la no recuperación del dinero hasta la jubilación. No se deje convencer guiado por los regalos. Otras veces ofrecen bonificaciones que suelen ser ridículas y además son reinvertibles obligatoriamente en el propio plan. Gran parte de la bonificación publicitada la perderá al tener que abonar los impuestos correspondientes a la hora de jubilarse.

Si no está conforme con el plan, la legislación permite cambiar de plan sin ningún coste, ni fiscal, ni de gestión, a través del traspaso. Además un inversor puede hacer tantos cambios como desee, o cambiar su plan a otro producto que pueda dar mayores rentabilidades. Pero, antes de decidirse a cambiar conviene analizar bien qué tiene la cartera de su plan de pensiones actual y una serie de variables, pues cada caso es particular, como su nivel personal de aversión al riesgo, los plazos deseados de la inversión o la fecha de jubilación. En teoría, cuánto más lejos se está de la jubilación, más se puede estar expuesto a renta variable.

También tenemos que saber quién es la gestora, qué es lo que hace y cómo lo hace, así como tener en cuenta la información suministrada por la entidad. La normativa hace especial hincapié en la información que las entidades deben dar a los partícipes a la hora de la contratación, en la información que deben dar a la Dirección General de Seguros y en la regulación de la publicidad.

Por último recuerde que desde la entrada en vigor del nuevo reglamento en 2004, el máximo que le pueden cobrar en comisiones (sumadas la comisión de gestión, 2 % y la de depósito, 050 %) es del 2,50 %.

Realizado con el patrocinio de la Consejería de Salud y Política Sociosanitaria de la Junta de Extremadura
Está usted en:

Secciones

Alimentación y salud
Consumo y hogar
Medio ambiente
Telefonía
Vivienda y Energía

Reclamar

Prensa

Notas de prensa
Material gráfico

Mapa web

Privacidad

Contacta

Aviso legal