Flash Menu

Decálogo: seguro de decesos

 

Decálogo para contratar un seguro de decesos.

1. Si disfruta de una economía saneada o tiene suscrito un seguro de vida que ampare a los suyos tras su fallecimiento, quizá no le interese un seguro de estas características.

2. La recomendación principal es valorar el coste que un seguro de este tipo puede suponer a lo largo del tiempo de suscripción, considerando a su vez otras posibilidades de financiación de un sepelio.

3. Solicite presupuesto en varias aseguradoras. Compare su relación calidad‐cobertura‐precio, sopesando las ventajas y desventajas de cada una de ellas. Estudie en profundidad lo que le ofrece cada aseguradora, incluida la letra pequeña.

4. Concrete si la póliza es de prima natural (su importe aumenta con la edad del asegurado por el incremento de riesgo de muerte) o de prima nivelada (permanece invariable durante la vigencia del riesgo).

5. Lea con atención la póliza, pregunte sobre los términos del contrato que no conozca y pidauna explicación de las cláusulas que no entienda.

6. Recuerde que cuando paga un seguro de decesos para cubrir los gastos que generan los servicios funerarios, lo que contrata es una prestación de servicios y no los de una compañía concreta, por lo que tiene total libertad para elegir la funeraria que prefiera, aunque la aseguradora tenga concertados los servicios con una determinada.

7. Asegúrese de que conste por escrito que si el coste del servicio hubiera sido menor al capital asegurado en la garantía de decesos, se devolverá a los beneficiarios la cantidad sobrante.

8. Si dispone de un seguro de decesos, informe a sus allegados del número de póliza o de la compañía a la que deben llamar cuando llegue el momento.

9. El incremento de la prima ha de ser notificado al cliente por escrito y al menos dos meses antes del vencimiento de la póliza.

10. Se deben estudiar las pretendidas mejoras en los servicios contratados que alegan las aseguradoras para justificar el aumento de la prima y valorar si compensan esa subida. Las prácticas abusivas por parte de las compañías aseguradoras son denunciables ante la Dirección
General de Seguros.

Está usted en:

Secciones

Alimentación y salud
Consumo y hogar
Medio ambiente
Telefonía
Vivienda y Energía

Reclamar

Prensa

Notas de prensa
Material gráfico

Mapa web

Privacidad

Contacta

Aviso legal