Flash Menu

Evitar el spam

 

Evitar el "spam"

El correo electrónico es un utensilio imprescindible en muchos puestos de trabajo y es una herramienta de gran utilidad en el entorno de las comunicaciones personales, llegando a un punto en el que se usa casi con la misma familiaridad que el teléfono.

Pero, igual que el número de teléfono es un dato que sólo proporcionamos a quien creemos conveniente, y nos molesta que nos llamen extraños para, por ejemplo, hacernos una encuesta, nuestra dirección electrónica es privada, y, por tanto, su acceso debe estar restringido, de forma que no todo el mundo nos pueda dirigir mensajes.

¿Qué es el spam?

El spam es correo electrónico no solicitado o no requerido, que se envía a múltiples usuarios con el propósito de hacer promociones comerciales o proponer ideas. También se conoce como e-mail comercial no solicitado.

Estos mensajes son enviados a cientos de miles de usuarios cada vez. Es similar a cuando recibe correo postal con publicidad en su casa, con la diferencia de que esto ocurre en nuestra dirección de correo electrónico.

¿Qué perjuicios ocasiona el uso del spam?

El spam es un robo de recursos, tanto temporales como económicos. Además del tiempo que tardamos en descargar de la red esos mensajes, con el consiguiente aumento del tiempo de conexión a Internet, pueden ser caldo de cultivo para la transmisión de virus informáticos, que de esta forma llegarán a cientos de miles de ordenadores de todo el mundo.

¿Por qué a mí?

Nuestro nombre puede llegar a una lista de spam desde varias fuentes: buscadores de direcciones electrónicas, otras listas de distribución, registros en páginas web para hacer consultas o recibir información, etc. Es muy fácil entrar pero más complicado salir, puesto que, aunque algunos mensajes nos ofrecen la posibilidad de borrar nuestros datos, esta facilidad no es más que una trampa para comprobar que nuestra dirección existe y está activa.

Otros tipos de Spam

Sin embargo, el correo electrónico no es la única forma de enviarnos Spam. Otro tipo de envío no solicitado de mensajes publicitarios es a través de las ventanas emergentes (Pop ups), que en este caso igualmente este mensaje aparece en nuestro ordenador sin haber solicitado dicha información.

Comunicaciones publicitarias también nos pueden llegar a nuestro móvil sin nuestro consentimiento por lo que el spam telefónico también es habitual.

¿Qué puedo hacer?

Desde del 12 de octubre de 2002, fecha en la que entró en vigor la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSI), está prohibido enviar comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios de las mismas.

El usuario puede revocar en cualquier momento el consentimiento prestado a la recepción de comunicaciones comerciales con la simple notificación de su voluntad al remitente.

Sin embargo si con la solicitud no es suficiente, existen otros mecanismos. La Lista Robinson es un servicio gratuito gestionado por la Asociación Española de la Economía Digital que nos permite solicitar la exclusión de recibir información publicitaria de entidades con las que no mantenemos ningún tipo de relación. Esta lista nos permite solicitar la exclusión de la publicidad que nos envían a una dirección postal, a un correo electrónico o a un número de teléfono, para ello solo tiene que acceder a la web de la Lista Robinson y rellenar un formulario con sus datos personales. 

Recomendaciones generales

  • No facilitar nuestro correo electrónico tan fácilmente.
  • Utilizar dos o más correos electrónicos.
  • Elegir una dirección de correo electrónico poco inidentificable.
  • No publicar nuestra dirección de correo.
  • Leer detenidamente las políticas de privacidad.
  • No contestar a los correos o mensajes recibidos como spam.
  • Utilizar filtros de correo.
  • Actualizar el sistema y el antivirus de su ordenador o su teléfono móvil.
  • Sensibilizar y educar a los niños en el uso del correo electrónico.
Está usted en:

Secciones

Alimentación y salud
Consumo y hogar
Medio ambiente
Telefonía
Vivienda y Energía

Reclamar

Prensa

Notas de prensa
Material gráfico

Mapa web

Privacidad

Contacta

Aviso legal