Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasLas frutas y verduras de temporada durante el mes de OCTUBRE y sus propiedades

Las frutas y verduras de temporada durante el mes de OCTUBRE y sus propiedades

Las frutas y verduras de temporada durante el mes de OCTUBRE y sus propiedades

Al ser de temporada tienen mejor precio, más calidad y más valor nutritivo. Consumidos en su estación conservan todos sus nutrientes y su sabor.

En el otoño tenemos gran variedad de frutas y verduras de temporada de las que podemos aprovechar su sabor y sus propiedades nutricionales.

Alimentándonos con frutas y verduras de temporada y de cercanía aprovechamos todas sus propiedades nutricionales, ya que se respeta su ciclo natural de crecimiento y se cosechan en el momento óptimo de maduración, no pasan por cámaras que las manipulan para controlar su maduración artificialmente o las recubren con ceras y lacas. Y además contribuimos a minimizar los residuos derivados de embalajes, la contaminación derivada del transporte y mejoramos la economía local.

¿Que la fruta y la verdura no saben a nada? No es así siempre, pero si frutas y verduras nos resultan insípidas tantas veces es porque nos hemos acostumbrado a tener de todas ellas durante todo el año.

La naturaleza tiene su ritmo. Gracias a las técnicas de conservación y envasado podemos disponer de casi todas las frutas y verduras todo el tiempo. Pero frente a éstas, los vegetales «no forzados», los que nacen y se consumen en su estación, conservan todos sus nutrientes y su sabor intactos. El consumo de frutas y verduras en su estación tiene muchas ventajas:

  • Tienen un mejor precio
  • Tiene más calidad
  • Son más frescas
  • Tienes más valor nutritivo

Por eso conviene conocer el momento de cada fruta y cada verdura para comprarla en temporada.

En OCTUBRE las FRUTAS de temporada son: el aguacate, ciruela, granada, higos, limones, mandarinas, manzanas, membrillos, naranjas, peras, plátanos, pomelos, uvas, almendras y avellanas…

En OCTUBRE las VERDURAS de temporada son: Ajo, acelga, alcachofa, apio, berenjena, boniato, calabacín, calabaza, cebolla, coliflor, espinaca, judía verde, lechuga, lombarda, nabos, patatas, pimiento, puerros, rabanitos, remolacha, repollo-col, zanahoria, lentejas …

A continuación te detallamos algunas de las propiedades de las frutas y verduras del mes de OCTUBRE.

Frutas de temporada Octubre:

– Aguacate: El fruto del aguacate tiene vitaminas A, C, D, E, K y vitaminas del complejo B, que son tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, biotina, vitamina B-6, vitamina B-12 y ácido fólico, así como potasio. El Aguacate por su contribución de Vitamina E actúa como antioxidante.

– Ciruelas: El zumo de ciruela fresco es ideal para las malas digestiones. Tienen un efecto positivo en las concentraciones de ácidos biliares, lo que previene el cáncer de colon. Contienen cobre que reduce el riesgo de formación de coágulos en la sangre.

– Granadas: es una de las frutas con más antioxidantes, por lo que previene el envejecimiento y las enfermedades degenerativas. Disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiacas y neurológicas. Es muy depurativa y digestiva, antianémica, antivírica, antiinflamatoria y protege nuestro hígado.

– Higos: Son beneficiosas para personas con afecciones del corazón, hipertensión, etc. debido a su alto contenido en potasio y a la vez bajo en sodio. Gracias al contenido en Provitamina A, los higos son buenos aliados para mantener en buenas condiciones nuestros huesos, cabello, piel y mucosas.

– Limones: Por sus propiedades refrescantes, antisépticas y su contenido en vitamina C, el limón alivia ciertas afecciones de las vías respiratorias, así como algunas inflamaciones de la garganta, afonía y amigdalitis.

– Mandarinas: es una de las frutas que más carotenoides presenta en su composición. La actividad antioxidante de estos elementos fitoquímicos y de la vitamina C, proporcionan al alimento propiedades fisiológicas que van más allá de las nutricionales propiamente dichas.

– Manzanas: la manzana es, después del membrillo, una de las frutas más ricas en taninos, sustancias con propiedades astringentes y antiinflamatorias. Algunas de las acciones de los taninos son secar y desinflamar la mucosa intestinal, por lo que resultan eficaces en el tratamiento de la diarrea.

– Membrillos: El consumo de membrillo es muy aconsejado para mejorar casos de hipertensión, colesterol, ácido úrico, prevenir enfermedades cardiovasculares, enfermedades degenerativas, diarreas, trastornos gástricos, tiene efecto antiinflamatorio y mejora los impulsos nerviosos y musculares.

– Naranjas: Contienen ácido málico, ácido cítrico -ambos son desinfectantes y alcalinizan el organismo-, ácido oxálico y ácido tartático. El ácido cítrico es además depurativo y desinfectante intestinal, actúa como analgésico en dolores estomacales, fortifica los músculos del estómago, disuelve los residuos acumulados y facilita la secreción de los jugos gástricos necesarios para digerir los alimentos.

– Peras: es un alimento diurético, uricolítico (disuelve el ácido úrico), depurativo, laxante, remineralizante, estomáquico, astringente y sedante. Por su bajo contenido en hidratos de carbono y en sodio resulta recomendable para diabéticos, hipertensos y para quienes hayan padecido enfermedades cardíacas.

– Plátanos: Su alto contenido de hierro hace que los plátanos estimulen la producción de hemoglobina en la sangre, contribuyendo sensiblemente a sanar los casos de anemia. Por su textura suave y lubricante, el plátano se usa en la dieta como alimento indicado para los desórdenes intestinales. El plátano constituye uno de los alimentos más nutritivos que nos ofrece la naturaleza, especialmente potasio, vitamina B6 y ácido fólico.

Pomelos: el pomelo es muy adecuado en la prevención de aquellas enfermedades que son el resultado de la degeneración progresiva del organismo como la degeneración macular o los problemas cardiovasculares.

– Uvas: Cuidan el sistema inmunológico y previene la formación de coágulos en la sangre. Reducen la hipertensión arterial, así como la formación de cataratas, protegiendo la visión, y ayudando a prevenir la inflamación. La uva posee un efecto diurético beneficioso en caso de hiperuricemia o gota, así como litiasis renal (favoreciendo la eliminación de ácido úrico y sus sales), hipertensión arterial u otras enfermedades asociadas a retención de líquidos.

– Almendras: El aporte de Vitamina E de las almendras las convierten en un aliado fiel a la hora de proteger el organismo de los radicales libres, el envejecimiento y el estrés, además de fortalecer la piel, e incluso prevenirnos de enfermedades cutáneas o ayudarnos a superarlas.

– Avellanas: Las avellanas son un alimento que destaca por su contenido en vitamina E, ácidos grasos monoinsaturados, ácidos grasos poliinsaturados, magnesio, fibra, calcio, vitamina B, vitamina B6, potasio, vitamina B9, fósforo, hierro, zinc, hidratos de carbono y proteínas.

Verduras de temporada Octubre:

– Ajo: Combate las infecciones, es un potente antiinflamatorio, aumenta las defensas, mejora la circulación, previene la arteriosclerosis, disminuye el exceso de grasas en sangre, previene la hipertensión, alivia el dolor, es un eficaz expectorante, está indicado en problemas del aparato respiratorio y es diurético y estimulante.

– Acelgas: La acelga goza de numerosas aplicaciones medicinales, por ser emoliente, refrescante, digestiva, diurética, diaforética y nutritiva. Se emplea con éxito la decocción de las hojas en las inflamaciones de la vejiga y contra el estreñimiento.

– Alcachofas: favorecen la rápida digestión y eliminación de grasas, ayuda a eliminar adherencias y toxinas en los intestinos y sangre, ya que es rica Fitoesteroles, una sustancia que ayudan a restringir la absorción de colesterol a nivel intestinal y de esa manera impiden su acumulación en el organiso.

– Apio: Considerado uno de los mejores diuréticos vegetales que existen, además remineraliza el organismo, desintoxicarlo, depurar la sangre, mejorar la digestión, disminuir la presión arterial, regular el peristaltismo intestinal, abrir el apetito y aliviar dolores articulares además de prevenir y combatir el cáncer.

– Berenjena: El consumo regular de berenjena rebaja los niveles de glucosa en sangre, algo muy interesante para quienes padecen diabetes tipo II. Diversos estudios parecen avalar los beneficios de la berenjena como preventivo del cáncer de estómago, al inhibir el crecimiento de las células tumorales en este órgano.

– Boniato: nos ofrece propiedades anticancerígenas, colabora con el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, disminuye los problemas cardiovasculares y degenerativos, es beneficioso en casos de problemas digestivos, está recomendado durante el embarazo por su contenido en ácido fólico y para mantener una piel sana.

– Calabacín: protege nuestro sistema inmunológico, por su contenido en magnesio mantiene en buenas condiciones nuestros dientes, huesos, glóbulos rojos, sistema inmunológico, su contenido en potasio ayuda a nuestros músculos y sistema nervioso, al igual que actúa como laxante.

– Calabazas: son muy beneficiosas, especialmente para los diabéticos, ya que regula el azúcar en sangre. Tienen propiedades diuréticas, con lo cual son beneficiosas en caso de retención de líquidos. Sus propiedades depurativas mejoran los problemas intestinales. Por eso es un alimento que nos ayuda a mejorar los síntomas del reuma, ya que es un buen diurético y en casos de artritis e inflamaciones articulares.

– Cebollas: Es un gran desinfectante, por lo tanto comerla sobre todo cruda, nos ayuda a protegernos contra las enfermedades infecciosas. De forma tópica combate la caspa y la caída del cabello, haciéndonos fricciones en la cabeza, con su jugo frecuentemente.

– Coliflor: se aconseja por su alto contenido en fitoquímicos (glucosinolatos, isotiocianatos e indoles). Estos contribuyen a la prevención de algunas enfermedades degenerativas y a estimular el sistema inmunológico por su carácter antioxidante. Por su excelente contenido en folatos, la coliflor es una verdura a tener en cuenta en la dieta de la mujer embarazada.

– Espinacas: El elevado contenido de vitamina K en esta verdura hace que tomar las espinacas sea beneficioso para una correcta coagulación de la sangre. Este alimento también es beneficioso para el metabolismo de los huesos.

– Judía verde o alubia: reducen la presión arterial, son diuréticas, por lo que mejoran los casos de retención de líquidos, por su contenido en ácido fólico está recomendado en el embarazo, para casos de artritis o gota, mejora los casos de anemia gracias a su aporte en hierro y calcio y poseen acción antiinflamatoria.

– Lechugas: Tiene la cualidad de poseer efectos sedantes y tranquilizantes, por lo tanto calma los nervios, alivia las palpitaciones y controla los problemas de insomnio. Es ideal consumir la lechuga en forma de zumo antes de acostarse.

– Lombarda: muy recomendada para personas que sufren afecciones respiratorias. Al reducir el colesterol, nos ayuda a proteger nuestro corazón de enfermedades cardiovasculares. Además tiene la cualidad de eliminar e inhibir la acción de agentes cancerígenos.  Y si sufres de malas digestiones o incluso de enfermedades intestinales, es vital que la incluyas en tu dieta.

– Nabos: aporta vitamina C y folatos. La vitamina C además de poseer una potente acción antioxidante, interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos.

– Patatas: combaten la presión arterial, son diuréticas, poseen vitamina C, y minerales como el potasio y socio, son beneficiosas en casos de problemas estomacales o del hígado, y en casos de cálculos renales.

– Pimientos: Los pimientos poseen antioxidantes, altos contenidos de betacaroteno y vitaminas B2 y E, por lo tanto previene enfermedades degenerativas y crónicas.

– Puerros: los puerros tienen propiedades diuréticas y mejoran el tránsito intestinal, combatiendo el estreñimiento. Beneficiosos ante afecciones respiratorias, mejora la circulación sanguínea previniendo hemorroides, coágulos, varices, etc.

– Rabanitos: favorecen el drenaje del hígado y la vesícula biliar, estimulan la producción de bilis, eliminar del organismo desechos y toxinas, regulan las funciones del colon o tratan trastornos digestivos además de fiebre, infecciones intestinales, úlceras, resfriados, reumatismos o gota, por mencionar sólo algunas dolencias.

– Remolacha: Si te encuentras débil, convaleciente o con anemia, no te puedes faltar la remolacha, además previenen defectos de nacimiento  y ayudan a luchar contra enfermedades cardíacas, mejoran nuestro sistema digestivo.

– Repollo o Col: es muy beneficiosos para los casos de ácido úrico, así como para la retención de líquidos, también regula el funcionamiento hormonal, posee acción anticancerígena y antiinflamatoria, mejorando los casos de reuma y artritis.

– Zanahorias: Su riqueza en antioxidantes hace de la zanahoria un eficaz neutralizador de radicales libres protegiendo las membranas de las células e impidiendo que se altere su material genético.

– Lentejas: destacan por su alto contenido en fibra, hidratos de carbono, vitamina B9, hierro, vitamina B6, vitamina B, magnesio, potasio, fósforo, cinc, proteínas y calorías. El resto de nutrientes presentes en este alimento, ordenados por relevancia de su presencia, son: vitamina B3, agua, vitamina B2, vitamina E, sodio, calcio, selenio, ácidos grasos poliinsaturados, vitamina C, carotenoides, grasa, yodo, ácidos grasos monoinsaturados, ácidos grasos saturados y vitamina.

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.