Flash Menu

La banca calienta el mercado para una guerra hipotecaria en septiembre

 

Al parecer, el origen de estos argumentos pseudocientíficos estaría en el francés René Quinton, que a finales del siglo XIX y principios del XX experimentó con mezclas de agua marina y agua destilada llegando a desarrollar un suero inyectable que al principio tuvo buena acogida y que más tarde se prohibió porque tenía más contraindicaciones que beneficios.
Realizado con el patrocinio de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de la Junta de Extremadura
Volver a noticias
Está usted en:

La banca calienta el mercado para una guerra hipotecaria en septiembre

13/08/2019 | Unión de Consumidores de Extremadura

 

 

"Este año va a ser histórico", señala Pau A. Montserrat, economista del comparador Enfintech.com y experto en productos financieros. Todo apunta a que la incipiente guerra de precios en las hipotecas, que ya es palpable, se animará todavía más en septiembre u octubre.

La banca española tiene una elevada dependencia del negocio hipotecario y necesita seguir alimentando esta actividad con financiación nueva. Primero, porque la hipoteca da una rentabilidad contenida pero con un riesgo muy bajo. Y segundo y más importante, por todo el negocio inducido que aporta el cliente hipotecario, en términos de contratación futura de productos. Si la entidad hace bien su trabajo puede convertirlo en un cliente prácticamente cautivo. "La hipoteca ha pasado de ser una fuente de rentabilidad per se a una fuente de captación de negocio futuro si la entidad pasa a ser el banco principal para esos clientes", explica Montserrat.

Ahora se dan las condiciones perfectas para anticipar un otoño caliente, especialmente en los préstamos a tipo fijo. "Podrían aumentar los incentivos después del verano aún más si, tal y como descuenta el mercado, la tasa de depósito [la penalización que cobra el BCE a los bancos por guardar allí su liquidez] baja 10 puntos básicos más. La tendencia natural es que el tipo nominal de los préstamos a tipo fijo caiga por debajo del 2% nominal", explica Fernando Rojas, consultor de Servicios Financieros de AFI. Ya se pueden encontrar hipotecas a un interés fijo del 1,79% (TAE del 2,26%) a una duración de hasta 30 años.

No se descarta que las ofertas se trasladen puntualmente a las hipotecas variables ante el miedo de algunas entidades a perder cuota en su mayor caladero de ingresos.

El mercado daba por hecho que los bancos iban a subir los precios de las hipotecas como consecuencia de la nueva obligación fiscal que supone el pago del impuesto AJD. Sin embargo, ha pasado todo lo contrario en el segmento de las hipotecas a tipo fijo.

Bankinter y su portal de ahorro Coinc abrieron la espita y se han ido sumando MyInvestor (neobanco de Andbank y recién llegado al mercado), Santander, su banco online Openbank, BBVA, Bankia y Liberbank.

MyInvestor, el banco digital recién creado por Andbank, ha atizado esta guerra de precios con dos rebajas en apenas dos meses. El tipo TAE (incluidos todos los gastos) de su hipoteca a 25 años es del 2,08% y de apenas el 1,99% a 20 años. A diferencia de muchos competidores, estas condiciones no están condicionadas a las bonificaciones ligadas a la contratación de seguros y otros productos. Eso sí, limita el importe de financiación al 70% del valor de tasación de la vivienda y exige unos ingresos mensuales netos de 4.000 euros de la unidad familiar.

Las mejores ofertas están en la banca digital, con Coinc (Bankinter) y Openbank (Santander) a la cabeza, pero la banca tradicional no se quiere quedar atrás.

BBVA ha mejorado recientemente las condiciones de su préstamo y ofrece financiación al 2,25% TAE a 20 años y del 2,49% TAE a 25 años. Exige la contratación de un seguro de vida y un seguro multirriesgo de hogar.

Santander rebajó en julio su propuesta a tipo fijo a 30 años, que pasó del 1,90% nominal al 1,79% nominal (2,26% TAE). Es una de las propuestas más atractivas a ese plazo.

Bankia también destaca, con financiación al 2,37% TAE a 25 años. No tiene comisiones.

Las hipotecas fijas nunca han estado tan baratas en España. La explicación es que el estrechamiento de la curva de tipos de interés supone un incentivo extra para la venta de estos préstamos. El banco se asegura un volumen de negocio estable a 20 y 30 años pero se evita el daño en los márgenes que provocan las oscilaciones del euribor.

Estamos en una especie de círculo virtuoso. "Es compatible que la banca fije un tipo menor con que mantenga e incluso aumente su margen en la operación, ya que también se abarata el coste del pasivo. De hecho, los márgenes están aumentando gracias a eso, según los datos del BCE", explica Joaquín Maudos, director adjunto de Ivie y catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia.

Los expertos consultados coinciden en que el estrechamiento de la curva de tipos de interés va a disparar todavía más la contratación del tipo fijo, una modalidad hipotecaria que nunca había conseguido hacerse un hueco en España. Actualmente ya supone el 40% de la nueva producción.

Secciones

Alimentación y salud
Consumo y hogar
Medio ambiente
Telefonía
Vivienda y Energía

Reclamar

Prensa

Notas de prensa
Material gráfico

Mapa web

Privacidad

Contacta

Aviso legal