Flash Menu

Demandan a Epic Games por la adicción que provoca Fornite

 

Al parecer, el origen de estos argumentos pseudocientíficos estaría en el francés René Quinton, que a finales del siglo XIX y principios del XX experimentó con mezclas de agua marina y agua destilada llegando a desarrollar un suero inyectable que al principio tuvo buena acogida y que más tarde se prohibió porque tenía más contraindicaciones que beneficios.
Realizado con el patrocinio de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de la Junta de Extremadura
Volver a noticias
Está usted en:

Demandan a Epic Games por la adicción que provoca Fornite

08/10/2019 | Unión de Consumidores de Extremadura

 

 

De la mano de CBC nos hacemos eco que dos familias han decidido presentar una demanda contra Epic Games en Canadá por volver a sus hijos (2 menores en total) adictos a Fortnite, el conocido y omnipresente Battle Royale.

Las dos familias han decidido contratar a la misma empresa de asuntos legales con sede en Montreal, Calex Légal, la cual ha hecho una petición de autorización para poner en marcha una demanda colectiva contra la desarrolladora del videojuego, yendo tanto contra la subsidiaria en Canadá como la central ubicada en Estados Unidos. Alessandra Esposito Chartrand, abogada de Calex Légal, ha hecho una petición para que otros padres que viven una situación similar se sumen a la demanda.

La demanda contra Epic Games está siendo basada en un fallo del Tribunal Superior de Quebec, que en 2015 dictaminó que las compañías tabacaleras no advirtieron a los fumadores de los perjuicios del tabaco. De hecho, Chartrand dice que “básicamente la base legal es la misma”, así que los demandantes estarían buscando que la desarrolladora de Fortnite avise de forma clara sobre la adicción que puede generar su producto, además de una indemnización por los daños y perjuicios causados.

Pero Alessandra Esposito Chartrand va más allá, diciendo que “Epic Games, cuando creó Fortnite, durante años y años, contrató a psicólogos para que cavaran realmente en el cerebro humano e hicieron el esfuerzo por hacerlo lo más adictivo posible. A sabiendas pusieron en el mercado un juego muy, muy adictivo que también estaba dirigidos a la juventud”. En resumidas cuentas, dice que Epic Games ha hecho Fortnite extremadamente adictivo adrede y que por eso tendría que avisar de manera explícita a los consumidores e indemnizar a los presuntos perjudicados, no faltando aquí los argumentos sobre los perjuicios a los niños. Esto hace a la compañía presuntamente responsable de los casos de adicción provocados por el videojuego.

A todo lo dicho hasta aquí hay que sumar que en la petición de demanda colectiva también se recoge la decisión de la Organización Mundial de la Salud de clasificar la adicción a los videojuegos como una enfermedad mental.

De momento parece que Epic Games no ha respondido directamente a este asunto, pero sus términos de uso incluyen una disposición de exención de demanda colectiva. Esto quiere decir que los usuarios de Fortnite han aceptado renunciar al derecho de ir a los tribunales y a obligarse a resolver las disputas con la compañía en tribunales de arbitraje. Contra esto Chartrand argumenta que dichos términos no son válidos en Quebec debido a que la Ley de Protección del Consumidor de esa provincia de Canadá exige a las empresas mostrar de forma clara los riesgos asociados a los productos y servicios.

Quebec no es el único frente que tiene abierto Epic Games por Fortnite, ya que la compañía también se enfrenta a acciones legales en el estado estadounidense de California. Si bien en un principio estos entuertos judiciales suenan a quejas de una sociedad cada vez más infantilizada, podrían ser la punta de lanza para cambiar los términos de uso de los videojuegos, más sabiendo que la OMS considera la adicción a estos productos una enfermedad.

Secciones

Alimentación y salud
Consumo y hogar
Medio ambiente
Telefonía
Vivienda y Energía

Reclamar

Prensa

Notas de prensa
Material gráfico

Mapa web

Privacidad

Contacta

Aviso legal