Flash Menu

Así es la normativa PSD2 por la que dejarás de usar la tarjeta para comprar por internet

 

Al parecer, el origen de estos argumentos pseudocientíficos estaría en el francés René Quinton, que a finales del siglo XIX y principios del XX experimentó con mezclas de agua marina y agua destilada llegando a desarrollar un suero inyectable que al principio tuvo buena acogida y que más tarde se prohibió porque tenía más contraindicaciones que beneficios.
Realizado con el patrocinio de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de la Junta de Extremadura
Volver a noticias
Está usted en:

Así es la normativa PSD2 por la que dejarás de usar la tarjeta para comprar por internet

16/09/2019 | Unión de Consumidores de Extremadura

 

 

El pasado sábado, 14 de septiembre, entró en vigor la directiva europea PSD2 que cambiará los requisitos a la hora de pagar por internet, entre otras cosas. Uno de los cambios que más se notarán serán los referentes a la confirmación del pago. Hasta la fecha, cuando se realizaba una compra por internet, el banco enviaba un sms al cliente con un código para confirmar el pedido. Ahora, serán necesarios más datos para comprobar la identidad del cliente, pero no hará falta poner el número de la tarjeta de débito o crédito.

Entre esos nuevos datos que se pedirán se encuentra la confirmación mediante el móvil o el DNI, una contraseña o PIN y, por último, una identificación como el reconocimiento facial, visual o de huella digital. Eso sí, no será necesario introducir los datos de la tarjeta en cada compra.

Hasta la fecha, cuando se realizaba un pedido en una web, esta reenviaba al consumidor a una pasarela de pago. Esto desaparecerá desde la próxima semana. Se podrá comprar sin abandonar la web. Esto supone que las empresas como Visa o Mastercard tengan menos visibilidad a la hora de comprar, ya que el proceso será mucho más directo entre tienda y banco.

Los bancos se verán más afectados con está normativa, ya que estarán obligados a dar acceso a terceras empresas, que no tienen porqué ser las creadoras de las tarjetas. Según se explicó en Bruselas, esto busca homogeneizar las condiciones en las que operan los proveedores de servicios de pago. Ahora, entrarán en el mercado financiero dos nuevas compañías: las PISP, que son los intermediarios entre bancos y comercios y los AISP, que ordenarán todos los datos en una plataforma.

Con la normativa anterior, PSD, los comercios conectaban con la compañía responsable de la tarjeta para poder cargar el pago en una cuenta corriente. Ahora, el consumidor autorizará al comercio para que ejecute pagos en su nombre a través de la cuenta corriente. Es decir, no será necesaria la tarjeta, pero sí las otras formas de identificación ya señaladas.

Secciones

Alimentación y salud
Consumo y hogar
Medio ambiente
Telefonía
Vivienda y Energía

Reclamar

Prensa

Notas de prensa
Material gráfico

Mapa web

Privacidad

Contacta

Aviso legal