Flash Menu

La banca frena la concesión de créditos al consumo

 

Realizado con el patrocinio de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura
Volver a noticias
Está usted en:

La banca frena la concesión de créditos al consumo

15/05/2019 | Unión de Consumidores de Extremadura

 

 

Tras los últimos años de alegría, los bancos vuelven a ser más prudentes a la hora de conceder créditos al consumo. Este tipo de préstamos personales para la adquisición de bienes de consumo duradero, como coches o electrodomésticos, se anotaba crecimientos interanuales superiores al 20% desde finales del 2016. No obstante, esa senda se ha desacelerado desde la segunda mitad del 2018 y ahora crece a ritmos del 14,8%.

En los tres últimos años, las cifras se estaban disparando: el crédito al consumo concedido por las entidades de depósito y los establecimientos financieros de crédito en España había crecido en unos 30.000 millones de euros, al moverse desde algo más de 60.000 millones en diciembre del 2015 hasta los casi 90.000 millones de diciembre del 2018, lo que supone un crecimiento superior al 40%, según recoge el Informe de Estabilidad Financiera presentado a principios de esta semana por el Banco de España.

El organismo que dirige Pablo Hernández de Cos llevaba varios trimestres advirtiendo a las entidades financieras que los ritmos de crecimiento eran excesivos. Al principio, parecía que la banca no tomaba nota, pero en los últimos meses las entidades han echado el freno y el negocio empieza a desacelerarse.

¿Los motivos? Fuentes del departamento de supervisión financiera del Banco de España responden que se han cruzado dos realidades. “Por una parte, la demanda ha disminuido. Y, por otra, la oferta se ha vuelto un poco más selectiva a la hora de conceder este tipo de préstamos”. También explican que “los bancos, al ver que la morosidad subía, se han hecho más cautos y exigentes”. “Es posible que la demanda haya contribuido a tal desaceleración, aunque aún crece por encima de dos dígitos”, apuntan las mismas fuentes.

Con esos datos, Joaquín Maudos, catedrático de la Universidad de Valencia, también considera que “aunque el crédito al consumo crece con fuerza, se ha desacelerado en los últimos meses por motivos de demanda y de oferta”. Y explica que respecto a la demanda destacan tres factores. Por un lado, “la tasa de ahorro está en un mínimo histórico del 4,8% de la renta bruta disponible, por lo que al ser muy difícil que baje más, el consumo no crece”. Por otro lado, “la compra de bienes de consumo duradero, que se había pospuesto durante la crisis, ya se ha desatascado, por lo que el aumento ahora en este campo es menor”. Y, por último, añade Maudos, “el menor crecimiento del PIB (y las expectativas de menor crecimiento) se traduce en una menor demanda de consumo.”

Por el lado de la oferta, explica el catedrático, “el crecimiento de la tasa de morosidad en este segmento del crédito aconseja a las entidades ser más prudentes, lo que restringe la oferta de crédito y endurece las condiciones de acceso, como demuestra la última encuesta del BCE”. Por eso, subraya, “no es de extrañar la advertencia que hace el Banco de España a los bancos para que no relajen los criterios de concesión”. “Esta advertencia ya la hizo el Banco de España hace seis meses en el anterior Informe de Estabilidad Financiera, por lo que es posible que haya surtido efecto en la entidades financieras”, puntualiza.

La compra de coches, que se ha frenado ante el anuncio de que se prohibiría la circulación de motores de gasolina y diésel a partir del 2050, se financia con este tipo de préstamos, lo que contribuye al descenso.

Tras el frenazo de la crisis, uno de los segmentos que estaban tirando de este tipo de créditos era la compra de electrodomésticos. En el 2018 se vendieron más de 7,11 millones de unidades de electrodomésticos de línea blanca (frigoríficos, lavadoras, lavavajillas, hornos y campanas) frente a los 6,76 millones del 2017 o los 6,62 millones del 2016. Esas ventas supusieron una cifra de negocio de 1.722 millones de euros, un 7,3% más que un año antes, según la Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos. Esta asociación, que agrupa a 16 compañías que representan el 88% del mercado, asegura que “no tenemos las cifras exactas de cuántos se financian y cuántos se pagan al contado”. También explica que durante los últimos años ha habido venta de reposición, que ya toca a su fin.

Secciones

Alimentación y salud
Consumo y hogar
Medio ambiente
Telefonía
Vivienda y Energía

Reclamar

Prensa

Notas de prensa
Material gráfico

Mapa web

Privacidad

Contacta

Aviso legal