Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioSanidad y AlimentaciónSaludQué hacer con los medicamentos usados o caducados

Qué hacer con los medicamentos usados o caducados

Todos los medicamentos se pueden reciclar independientemente del formato en el que vengan, es decir, pastillas, jarabes… Sin embargo, al tratarse de productos especiales, no deben mezclarse con la basura orgánica doméstica o tirarse por el desagüe, ya que deben de gestionarse de manera específica.

Los especialistas recomiendan revisar el botiquín de casa al menos dos veces al año y apartar, en una caja o bolsa aparte, todos aquellos medicamentos que ya no sirvan:

  • Los medicamentos caducados.
  • Los envases vacíos o con restos de medicamentos, como la típica caja de paracetamol que se ha ido usando y se ha quedado vacía. Los envases vacíos no se pueden depositar en la basura de casa, ya que al haber estado en contacto con medicamentos pueden contener particular adheridas, por lo que necesitan ser depositados en un contenedor especial.
  • Los medicamentos que ya no necesites. Por ejemplo, el antibiótico que te recetaron hace semanas para una infección y cuyo tratamiento ya has acabado.
  • Los medicamentos que no tienen el prospecto o el envase original, ya que pueden llevar a confusión a la hora de usarlos.
  • Los medicamentos que no se hayan conservado adecuadamente, por ejemplo por haberlos dejado expuestos al sol o a una elevada humedad. No olvides consultar las claves para conservar los medicamentos en nuestro blog.

Hay otro tipo de materiales sanitarios que no se deben reciclar con los medicamentos, como son los termómetros, las radiografías, las agujas, las gasas u objetos cortantes, entre otros. Éstos se deben depositar en los “Puntos Limpios” de reciclaje. Suelen estar gestionados por las comunidades autónomas, por lo que difieren mucho unos de otros, y es mejor consultar en tu ayuntamiento por el más cercano.

 

¿Qué hago con los medicamentos que tengo para reciclar?

 En España, la función del reciclaje de medicamentos la asume el Sistema Integrado de Gestión y Recogida de Envases, más conocido como SIGRE. Se trata de una entidad sin ánimo de lucro que cuenta con la colaboración de los laboratorios, los distribuidores farmacéuticos y las farmacias. Esta entidad busca dar una solución al tratamiento medioambiental de los residuos de envases y restos de medicamentos procedentes de los hogares.

Por eso, una vez que hayas separado todos los medicamentos que quieres reciclar, deberás localizar una de las más de 20.000 farmacias con punto de reciclaje SIGRE y depositar allí tu selección de residuos. No olvides preguntar a tu farmacéutico si tienes dudas sobre qué reciclar y qué no, ya que para que el sistema funcione correctamente, es necesario que lo que enviemos a reciclar sea lo adecuado.

Recuerda que siempre que sea posible, los medicamentos se deben llevar dentro de su envase y con su prospecto, con el objetivo de que sea fácil de identificar qué tipo de residuo es en el proceso de selección y clasificación.

 

¿Qué pasa después con los medicamentos que reciclo?

Los residuos de medicamentos depositados en el punto de reciclaje son retirados y enviados a la Planta de Tratamiento de Envases y Residuos de Medicamentos de SIGRE. En esas instalaciones se separan y clasifican los envases por sus materiales, y los residuos de medicamentos por su tipología:

  • Los envases se clasifican por materiales (cartón, papel, vidrio, plástico,…) y se envían a su posterior reciclado por empresas especializadas. 
  • Los medicamentos no peligrosos se usan para recuperar energía. Es decir, se destruyen por combustión y se utilizan como combustible en instalaciones industriales o para producir energía eléctrica.
  • Los medicamentos peligrosos se entregan a un gestor especializado para su destrucción.
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.