Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioEspecialesEl camino hacia el modelo de economía circular

El camino hacia el modelo de economía circular

El camino hacia el modelo de economía circular

La economía circular se trata de un modelo económico alternativo que busca alejarse de los clásicos modelos de extraer, fabricar y tirar. Todo ello implica dejar a un lado el consumo de recursos finitos y eliminar los residuos del sistema desde el diseño, llegando al objetivo de “reducir, reutilizar y reciclar”.

Respaldada por una transición a fuentes renovables de energía, el modelo de economía circular crea capital económico, natural y social y se basa en tres principios fundamentales:

  • Eliminar residuos y contaminación desde el diseño
  • Mantener productos y materiales en uso
  • Regenerar sistemas naturales

De esta forma, la economía circular aboga por utilizar la mayor parte de materiales biodegradables posibles en la fabricación de bienes de consumo para que éstos puedan volver a la naturaleza sin causar daños medioambientales al agotar su vida útil. En los casos que no sea posible utilizar materiales, como es el caso de componentes electrónicos, metálicos o baterías, el objetivo será facilitar un desacople sencillo para darle una nueva vida reincorporándolos al ciclo de producción y componer una nueva pieza. Si no es posible su reutilización se deberán reciclar siempre de una manera lo menos dañina posible con el medio ambiente.

De ahí la importancia de las famosas “3R”, sobre las que sustenta la base de la economía circular:

  • Reducir:Consumir menos productos “de usar y tirar”, ya que generan muchos residuos. Por ejemplo, un primer paso sería en vez de comprar 6 latas de bebida, comprar dos botellas grandes, de manera que generamos menos basura. Así, poco a poco, iremos reduciendo los residuos que generamos.
  • Reutilizar: Darle una segunda vida a los materiales u objetos antes de desecharlos. Así alargamos su vida útil y aprovechamos sus propiedades al máximo, reduciendo, también, los residuos que generamos. En este sentido, las manualidades son una alternativa perfecta para amenizar las tardes y aprovechar cualquier material que de otro modo acabaría en la basura.
  • Reciclar: Esta tarea empieza en los hogares, donde los ciudadanos deben separar los distintos tipos de residuo y depositarlos en el contenedor correspondiente. Así, después serán tratados para fabricar materiales que puedan ser utilizados en la creación de productos nuevos.

No podemos olvidar que, con el modelo de producción actual (el de usar y tirar) estamos agotando cada vez más nuestros recursos naturales, por lo que el modelo de economía circular se está consolidando con el paso del tiempo, ya que no solamente estamos ante un modelo económico sino que también se trata de un modelo social que hace que la sociedad tome conciencia y optimice los materiales y residuos dándoles una nueva vida. En este sentido, es muy importante el ecodiseño ya que, para tener un desarrollo completamente sostenible, el producto debe ser diseñado para ser reutilizado y reciclado, una vez termine su vida útil.

Por último, hay que tener en cuenta que la economía circular no solo afecta a los envases y al gran consumo sino también a otros sectores como la construcción, la gestión del agua o la movilidad, por lo que todos podemos contribuir y poner nuestro granito de arena para conseguir un mundo más sostenible.

No lo dudes ¡Únete a la economía circular!

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.