Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioNoticias del díaEl timo por Bizum con el que te pueden robar hasta 3.000 euros en las vacaciones de Semana Santa

El timo por Bizum con el que te pueden robar hasta 3.000 euros en las vacaciones de Semana Santa

El timo por Bizum con el que te pueden robar hasta 3.000 euros en las vacaciones de Semana Santa

La Semana Santa no es sólo época de cultos y procesiones, sino que muchos españoles aprovechan este breve período vacacional para realizar la primera escapada del año. Con el incremento de la demanda de alojamientos proliferan, también, las ciberestafas y, en especial, una modalidad que ha ganado popularidad en los últimos años: el ‘timo de Bizum’.

El uso de la aplicación de pagos instantáneos se ha extendido tanto que ya es posible, incluso, cobrar la Lotería de Navidad por esta vía. No obstante, algunas de sus funciones no son conocidas por todos los usuarios, una brecha que los ciberdelincuentes aprovechan para estafar dinero a sus víctimas, tal y como explican desde la plataforma de defensa de los consumidores reclamador.es.

En Semana Santa, el principal blanco son los arrendadores de apartamentos o casas rurales. Para llegar a ellos, los estafadores se hacen pasar por inquilinos y, una vez se ganan su confianza, les proponen realizar el pago del alquiler a través de Bizum. A continuación, el propietario de la vivienda recibe una notificación que parece indicarle que ha cobrado la cantidad acordada, pero en realidad se trata de una solicitud de pago.

“La víctima recibe un mensaje en el que se puede comprobar que es un pago, pero hay que leerlo con detenimiento, ya que la estrategia es engañar al arrendador no enviándole el dinero acordado, sino realizando la acción inversa”, explican desde reclamador.es. Una vez que se acepta la operación, la transacción se realiza al instante y no se vuelve a saber nada más del estafador. No sólo eso, sino que en un hipotético litigio, este podría alegar que el envío de dinero se efectuó de forma voluntaria.

No es la única estafa de esta índole. En su página web, el Banco de España alerta sobre tres fraudes habituales que se valen de la popular aplicación de pagos:

  • El timo del falso comprador. Una persona interesada en un artículo de segunda mano que alguien puesto en venta le pide el número de móvil para hacerle un bizum en concepto de señal, pero en vez de enviarle el dinero hace uso de la funcionalidad de solicitarlo.
  • El timo del falso vendedor. En este caso, el ciberdelincuente vende cosas muy apetecibles a un precio por debajo del de mercado. A quienes piquen, les piden que le adelanten el dinero o una parte para hacer el envío. La víctima pagas por Bizum, el producto nunca llega y el vendedor desparece con el dinero rápidamente.
  • El timo de las falsas ayudas. Otro ejemplo habitual es el de las falsas prestaciones de la seguridad social o ERTE. Los estafadores contactan con sus víctimas por SMS o llamada, simulando ser un organismo público que emite una notificación oficial. Bajo este pretexto, anuncia que realizará un envío a través de Bizum, pero el engaño consiste, de nuevo, en solicitar dinero.

El apartamento no existe o está alquilado

Otro ‘clásico’ de la estafas en alquileres vacacionales es el que experimentan cientos de personas que, al llegar a su destino, se encuentran con que el apartamento que habían reservado por Internet ya está alquilado por otra persona o, directamente, no existe. Como el pago se ha hecho con anterioridad y el supuesto arrendador ha desaparecido, el usuario pierde su dinero.

“Ante cualquier situación de estafa o abuso el usuario debe denunciar”, recomienda Almudena Velázquez, directora legal de reclamador.es. “Es muy importante dejar constancia de ello ante las autoridades porque, aunque a priori puede que no se encuentre al culpable en una estafa vacacional, la denuncia ayudará a que no le vuelva a pasar a otras personas en un futuro”.

Además, la experta recomienda recopilar todas las pruebas que se tengan sobre la posible estafa, ya sean correos electrónicos, justificantes de pago o capturas de pantalla En este sentido, aclara que “es probable que la Policía cuente con más denuncias similares, por lo que será más fácil identificar al estafador para poder procesarle”. Los autores de estos delitos se enfrentan a penas de entre seis meses y tres años. Cuando la estafa no supere los 400 euros, la pena será una multa de cárcel de uno a tres meses.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.