Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioSegurosReclamar en caso de temporal

Reclamar en caso de temporal

Reclamar en caso de temporal

“Después de la tormenta, llega la calma” y tras los fuertes y sucesivos temporales que vienen afectando a nuestra región, toca evaluar los daños materiales y físicos que se hayan podido ocasionar.

Es entonces cuando no pocos usuarios descubren la cobertura raquítica con la que su seguro del hogar cuenta para estas cuestiones. No todas las pólizas incluyen la protección frente a los desastres naturales más comunes, y las que lo hacen fijan unos baremos que debe cumplir el fenómeno para que el seguro cubra los daños: si el viento soplaba a una determinada velocidad, si en una inundación el nivel del agua sobrepasaba una altura concreta o la precipitación superaba un número determinado de litros por metro cuadrado… Por eso es recomendable que, antes de contratar el seguro del hogar, nos interesemos por conocer las garantías y límites que ofrece la entidad aseguradora ante los efectos de los fenómenos meteorológicos.

En todo caso, ante según qué riesgos catastróficos, todos aquellos que tengan suscritos determinados seguros de daños o de personas cuentan con el amparo del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), cuya finalidad es satisfacer las indemnizaciones derivadas de siniestros extraordinarios, siempre y cuando se den unas determinadas circunstancias.

Para aclarar cualquier duda que pueda surgir sobre la reclamación de cobertura de los daños ocasionados como consecuencia de estos temporales que estamos sufriendo, la Unión de Consumidores pone a disposición de todos los afectados su servicio de asistencia jurídica.

Recomendaciones

Antes de contratar su seguro del hogar, compare entre varias compañías y otorgue a las coberturas de la póliza por desperfectos ocasionados por desastres naturales la importancia que merecen. Más aún si reside en una zona que ya haya sido castigada por inundaciones u otros fenómenos.

Recuerde que debe asegurar su vivienda por lo que le costaría reconstruirla teniendo en cuenta que aun cuando la casa se hubiera destruido por completo, el suelo siempre permanece. Por tanto no sirve como referencia el valor de compra, ya que éste incluye siempre el suelo. Es un cálculo que se debe hacer de forma individualizada para cada vivienda por lo que es aconsejable tener asesoramiento de un constructor o una persona especializada.

Una vez que se producen los daños, lo primero que se debe hacer es revisar los límites y garantías que se tienen suscritos en la póliza y dar parte al seguro.

En cualquier caso, tome fotografías y si es posible grabe vídeos de los elementos dañados. Antes de realizar ningún arreglo inmediato, consulte con su seguro o con el propio Consorcio.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.