Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasRecomendaciones para que nuestra nevera consuma menos y dure más

Recomendaciones para que nuestra nevera consuma menos y dure más

Recomendaciones para que nuestra nevera consuma menos y dure más

Los españoles pagan 60,1 euros de electricidad por mantener la nevera encendida por un año, según datos de Eurostat. La Oficina Europea de Estadística, más conocida como Eurostat, es la oficina estadística de la Comisión Europea, que produce datos sobre la Unión Europea y promueve la armonización de los métodos estadísticos de los estados miembros. Según su estudio, el frigorífico de un hogar medio consume 4.000 KWh anualmente, lo que destaca pues es uno de los más derrochadores, al representar 18,9 % del total del gasto energético de un hogar.

En primer lugar, es importante que el consumidor conozca, como en todos los electrodomésticos que tiene en la casa, la clase energética que pertenece. No va a ser lo mismo tener un electrodoméstico de una categoría energética A que uno de la C. De hecho, una nevera moderna de clase energética A gastará anualmente 22,75 euros; mientras que una de la clase C saldrá al año por un  83,98 euros, según un análisis realizado por el portal web ElDulceHogar.es

Tengamos un electrodoméstico de mejor o pero calificación energética, siempre podemos realizar recomendaciones o consejos que harán que consuman menos y que la nevera nos dure más tiempo. Por esto, te traemos algunas recomendaciones que puedes tener en cuenta:

  • Mantener la puerta cerrada

Parece baladí, pero evitar abrir la puerta del frigorífico innecesariamente  hará que la nevera tenga menos consumo, y además los alimentos no se estropearan los alimentos pues no recibirán frío innecesariamente. Cuanto más abramos y cerramos la puerta, más perjudicial será para nuestro aparato. Por este motivo, conviene ser previsores y sacar todo a la vez.

  • Limpiar la nevera

Como pasan con otros electrodoméstico, la suciedad no es amiga de las neveras. Ésta lo único que genera es que el compresor del aparato trabaje más. Por eso, limpiar el frigorífico es imprescindible para la refrigeración. Además, de ser algo fundamental por cuestiones sanitarias.

  • No poner la nevera cerca de fuentes de calor

Si a nuestra nevera le da el sol todo el día, la tenemos cerca del horno, o si tenemos el aparato de calefacción cerca, perjudicará en gran medida al aparato pues deberá consumir más energía para enfriar los alimentos. 

  • Descongelar la comida en la nevera

Aportar frío al frío es positivo. Es decir, si colocamos alimentos congelados en nuestra nevera repercutirá positivamente en nuestro aparato pues aliviará el consumo energético al aportar un extra de ayuda en su tarea.

  • Dejar enfriar la comida antes de meterla en la nevera

Si el frío es nuestro amigo al meter los alimentos en la nevera, el calor es nuestro mayor enemigo. Como es lógico, si introducimos un alimento caliente en la nevera , el sistema de refrigeración tendrá que trabajar más para poner la nevera a la temperatura establecida. Esto provocará un mayor consumo y lastimará la vida útil del aparato.

  • Buena refrigeración

Es importante que la nevera pueda respirar bien. En este sentido, limpiar la parte de detrás del polvo y la suciedad que pudieran tener alargará la vida útil del aparato y reducirá la factura a final de mes. Además, no debemos pegar el aparato a la pared sino dejar una separación para facilitar el flujo del aire. 

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.