Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas Noticias960 litros de agua para 100 gramos de jamón cocido

960 litros de agua para 100 gramos de jamón cocido

960 litros de agua para 100 gramos de jamón cocido

Visto así, el titular impresiona. ¿Cuánto costará hacer entonces medio kilo de arroz? ¿O un litro de leche? Pues la huella hídrica de estos alimentos sería de 2.497 y 1.020 litros respectivamente según Water Footprint Network. Teniendo en cuenta que se prevé que la población mundial en 2050 se eleve hasta los 9.700 millones de personas, ¿Podríamos tener un problema con los alimentos?, ¿Y el agua?

Recientemente, se ha celebrado el Día Mundial de la Alimentación, una fecha proclamada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en 1979 y que pretende concienciar a la ciudadanía sobre el problema alimentario mundial y estrechar la solidaridad para combatir el hambre.

La FAO dice que un tercio de la producción de alimentos se desperdicia anualmente antes de su consumo, 1.300 millones de toneladas al año. Y que, precisamente, en generar estos alimentos que luego se desperdician 250km3 o, lo que es lo mismo, el 21% del agua superficial y subterránea que se consume en el mundo. Para ponerlo de manera más gráfica sería el equivalente a 80.000 piscinas olímpicas.

Huella hídrica

En España la huella hídrica del consumidor medio es de 6.700 litros al día por persona si sumamos el consumo directo (agua para beber, ducharse o lavar) al indirecto (el agua utilizada para producir bienes que usamos). El consumo directo corresponde únicamente al 1% de la huella hídrica personal. La alimentación representa cerca del 80% del total.

Atendiendo a estas circunstancias, el reto de la sociedad es lograr conseguir unos criterios de consumo saludables y sostenibles que en España cuadran perfectamente con la equilibrada dieta mediterránea. Según el estudio “Evaluating the Water Footprint of the Mediterranean and American Diets”, publicado por el Centro de Estudios e Investigación para la Gestión de Riesgos Agrarios y Medioambientales (CEIGRAM) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), colaborador de la Red EsAgua, la dieta mediterránea no sólo es saludable sino que también es sostenible en términos de consumo de agua en comparación con la dieta americana. Esto es debido principalmente a un menor consumo de carne y productos procesados, los cuales tienen unas huellas hídricas unitarias más elevadas, que los productos naturales sin procesar.

No obstante, el desperdicio alimentario en España se eleva a 169 kilos por habitante y año, lo que supone 131 litros por persona y día según un estudio de CEIGRAM. Por llevarlo a la vida real, sería similar al consumo diario directo doméstico de una persona, es decir el agua que consumimos para ducharnos, cocinar, lavar la ropa, etc. Así, como una cuarta parte del agua que consumimos se emplea en alimentos que no comemos, la premisa parece clara, no malgastar este excedente realizando un consumo responsable para no tirar comida ni desperdiciar un bien tan preciado como el agua.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.