Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasAhorrar en la factura de la luz en una segunda residencia

Ahorrar en la factura de la luz en una segunda residencia

Ahorrar en la factura de la luz en una segunda residencia

Puede que vayas a tu segunda vivienda cada fin de semana, o puede que lo hagas únicamente en verano. Sea como sea, hay algunas medidas que puedes tomar para evitar que el coste en la luz se dispare.

Lo que está claro es que el consumo de tu casa de la playa y tu vivienda habitual no son lo mismo. Por eso, no necesitas las mismas tarifas que en casa. Las necesidades de una casa u otra son diferentes, por eso es importante encontrar la tarifa que se adapta como anillo al dedo a cada una de ellas.

¿Es posible disminuir el gasto de electricidad en tu segunda residencia? La respuesta es sí. 

Evitar servicios adicionales

Muchas compañías incluyen servicios adicionales como seguros de pago o servicios de mantenimiento. Fíjate bien en si tu compañía te está cobrando cada mes por estos servicios que rara vez vas a utilizar.

Reducir el consumo eléctrico en tu segunda residencia

El gasto de luz de una segunda residencia dependerá del consumo realizado. 

Por ejemplo, si tienes un apartamento en la playa o en zonas de altas temperaturas, seguramente hagas un mayor uso del aire acondicionado que puede disparar el gasto. Por eso, es recomendable utilizar aparatos eficientes e iluminación LED que reducirán considerablemente el consumo.

Cuando acabes las vacaciones y dejes la casa, lo mejor es bajar los interruptores del cuadro de la luz. De esta manera, evitarás el consumo fantasma de los aparatos que se quedan conectados en standby. Si vas a estar un largo período sin volver a tu casa vacacional, deberías vaciar la nevera y desconectar todos los aparatos.

Revisar la potencia contratada

La potencia eléctrica marca la cantidad de electrodomésticos que podemos tener conectados al mismo tiempo sin que salte la luz. Es un gasto fijo en tu factura que pagas independientemente de si consumes o no. Por eso, es importante saber cómo calcular la potencia de luz que necesitas contratar.

En la mayoría de hogares, ajustar la potencia contratada es una medida de ahorro en la factura de la luz. Más si cabe en una segunda residencia. Pese a ello, es algo que solemos dejar de lado. Ya sea por desconocimiento o dejadez al no tratarse de nuestra vivienda habitual.

Muchas residencias vacacionales suelen estar vacías gran parte del año. Por tanto, no se está haciendo ningún consumo ni va a ser necesario tener una potencia demasiado elevada. Si es tu caso, puedes valorar bajar la potencia durante la temporada que no estás en casa y volver a subirla cuando vuelvas.

No obstante, debes tener en cuenta que si vas un fin de semana tendrás la potencia limitada a lo que tengas contratado en ese momento y puede que te salte la luz si sobrepasas el límite. Bajar la potencia de la luz es recomendable si la casa está vacía durante casi todo el año.

Además, debes saber que normalmente ajustar la potencia tiene un coste que te cobra tu distribuidora. Ahora, puedes aprovechar los dos cambios gratuitos en la potencia eléctrica que permite hacer el Gobierno hasta junio de 2022 a raíz de la nueva regulación tarifaria.

¿Dar de baja la luz?

Si solamente pasas unos días al año en tu apartamento de verano o chalet es posible que te estés planteando dar de baja la luz. Esto no siempre es buena idea ya que volver a dar de alta tiene un coste.

Dar de baja la luz no tiene ningún coste, pero volver a dar de alta, sí. En concreto, debes pagar unos derechos de acceso, extensión y enganche que pueden llegar a absorber el ahorro que puedes conseguir al dar de baja la luz.

Esta opción es rentable únicamente si vas a estar más de un año sin visitar tu segunda residencia. Pero si sueles ir varias semanas o meses al año, dar de baja la luz no vale la pena.

Elegir la mejor tarifa de luz

Para ello, debes tener en cuenta varios factores como el precio del kWh. En este caso, la mejor opción son las tarifas de luz a precio de coste

También deberás fijarte en las condiciones de contratación: si te cobran servicios adicionales, la duración del contrato, la letra pequeña tras los grandes descuentos y promociones…

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.