Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasCómo afectan las tormentas eléctricas a la conexión de Internet

Cómo afectan las tormentas eléctricas a la conexión de Internet

Cómo afectan las tormentas eléctricas a la conexión de Internet

Las condiciones meteorológicas condicionan, habitualmente, nuestro estado de ánimo y nuestro rendimiento. Si tiene incidencia sobre el ser humano, la situación climática también afecta a la tecnología. Seguro que has notado en alguna ocasión que, cuando llueve o hace mal tiempo, el mensaje de WhatsApp que acabas de escribir tarda más de lo habitual en llegar al receptor. Eso es porque la conexión de tu wifi se resiente por el tiempo que hace.

Uno de los fenómenos que más ralentizaciones provoca en la señal de Internet es la tormenta eléctrica. A continuación, te contamos los motivos que explican esta afectación en la red:

Razones por las que Internet va peor con una tormenta eléctrica

En primer lugar, sobre las conexiones ADSL, cabe mencionar que fenómenos como la lluvia o la tormenta eléctrica pueden repercutir negativamente en la conexión a Internet. A pesar de que su instalación está compuesta por una red de cables de pares de cobre que se encuentran en el subsuelo y están aislados por cámaras de aire, las derivaciones formadas por los llamados cables laterales (que son los que vemos en las fachadas de los edificios para que lleguen a los hogares) no cuentan con un aislante efectivo

El agua y la electricidad son bastante incompatibles, lo cual hace que, si tu conexión es ADSL y está lloviendo o se está produciendo una tormenta, la señal se ralentiza o incluso se puede averiar.

En segundo término, la razón que puede hacer que el wifi funcione más lentamente es la saturación de la red. Cuando se produce una tormenta eléctrica u otro fenómeno meteorológico adverso, todos solemos estar a cubierto en nuestra casa, por lo que pasamos el tiempo conectados a Internet y eso hace que muchos más dispositivos estén siendo usados y navegando por la red al mismo tiempo. 

Hay routers que no tienen la suficiente capacidad para dar cobertura a estos picos de uso y la conexión puede ir, en consecuencia, más lenta. Sin embargo, con el paso de los años, estos dispositivos se han ido potenciando para evitar que estos problemas sucedan y que no se vean sobredimensionados.

En última instancia, teniendo en cuenta que lo que permite la difusión de la conexión a Internet son ondas de radio que corresponden a radiación electromagnética, los rayos de las tormentas eléctricas emiten, a su vez, ondas que pueden perturbar la difusión de las ondas de radio que facilitan la conexión a Internet. 

Si esto ocurre, puede provocar que el funcionamiento de la red no esté operativo en determinadas zonas. Sin embargo, es menos habitual que esto ocurra en aquellas casas que cuentan con un router en el interior del domicilio.

Otras condiciones climatológicas, como el calor, debido a que un sobrecalentamiento de los equipos de conexión a Internet, hace que el dispositivo funcione peor. También puede ser que si cae granizo de una manera muy intensa, la conexión se vea afectada.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.