Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasCómo evitar las comisiones de las cuentas corrientes

Cómo evitar las comisiones de las cuentas corrientes

Cómo evitar las comisiones de las cuentas corrientes

Existen múltiples costes asociados a las cuentas bancarias que, poco a poco, van erosionando el saldo que se deposita en ellas: la comisión de mantenimiento, los gastos por cada una de las transferencias emitidas, el coste de las tarjetas de crédito o débito o los gastos por generar un descubierto, entre otros.

Por suerte, ni todos los bancos aplican todas estas comisiones ni es imposible esquivarlas en los que sí lo hacen. Os explicamos cuáles son las opciones disponibles para que aquellos que están pagando hasta 240 euros al año en comisiones (el importe más elevado que cobra la banca en España por el mantenimiento de una cuenta y la operativa básica) pasen a disfrutar de una cuenta y los servicios básicos asociados sin abonar ni un euro.

OPCIÓN 1: CUMPLIR CONDICIONES

La mayoría de las entidades ofrecen cuentas bancarias con las que, cumpliendo condiciones, es posible dejar de pagar por la operativa básica y los servicios asociados como las tarjetas.

Eso sí, los requisitos para esquivar los gastos son distintos en cada entidad. Por esa razón, se recomienda investigar qué exige el banco concretamente para evitarlas. Esta información se puede encontrar en la página web del banco o consultando directamente en la oficina.

En el mejor de los casos, domiciliando la nómina, algún recibo o cambiando de tipo de tarjeta (emplear una de crédito en lugar de la de débito, por ejemplo) estos costes pueden reducirse a cero.

Otra alternativa es negociar las condiciones con el banco, que podría adaptar dichas condiciones y las comisiones al perfil, la capacidad de negociación y la trayectoria como cliente.

OPCIÓN 2: CAMBIAR DE CUENTA, PERO NO DE BANCO

No es extraño encontrar bancos que ofrezcan en su catálogo cuentas 100% digitales sin comisiones y sin requisitos.

Por ejemplo, todos los clientes de Abanca (también los nuevos) tienen acceso a la alternativa sin comisiones y sin requisitos del banco: la Cuenta Clara. Esta opción ofrece una operativa online gratuita a través de la banca electrónica, una tarjeta de débito sin comisiones, miles de cajeros gratuitos y permite enviar dinero por Bizum.

Otro ejemplo es CaixaBank. La entidad comercializa la Cuenta imagin, una opción gratuita y sin vinculación apta para cualquier cliente mayor de edad. Para aquellos que no puedan cumplir las condiciones de su cuenta actual en CaixaBank, la Cuenta imagin se presenta como una solución si no están interesados en cambiar de banco, ya que no genera gastos de mantenimiento, por las transferencias, por la tarjeta de débito o por las retiradas en cualquier cajero propiedad del banco de origen catalán.

OPCIÓN 3: CAMBIAR DE ENTIDAD

Si el banco no ofrece alternativas gratuitas, cambiar de entidad será la única salida para dejar de pagar gastos.

Afortunadamente para los afectados, la oferta de cuentas que permiten llevar a cabo toda la operativa básica sin comisiones (transferencias, domiciliación de recibos o de ingresos, extracción de efectivo en cajeros…) no es precisamente escasa.

Hay algunos ejemplos como la Cuenta Online Sin Comisiones de BBVA, exclusiva para nuevos clientes que no exige ningún requisito de vinculación y que no cobra comisiones por las gestiones habituales (transferencias en euros, Bizum, pagos de recibos…) ni por la tarjeta de débito, con la que es posible retirar efectivo gratis desde los 6.000 cajeros automáticos del banco.

Otra alternativa es la Cuenta Sin de Liberbank, exenta de comisiones, con Bizum y una tarjeta de débito asociada gratuita, con la que es posible extraer dinero gratis de más de 17.000 cajeros en España. Como en el caso anterior, el banco exige como único requisito que el cliente sea nuevo en la entidad.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.