Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasCómo mejorar la señal wifi en nuestro hogar

Cómo mejorar la señal wifi en nuestro hogar

Cómo mejorar la señal wifi en nuestro hogar

Cada día que pasa resulta más necesario contar con una buena conexión a Internet en nuestro hogar. Y es que ya no es solo una cuestión de comunicación y ocio, sino que el teletrabajo y la educación a distancia parece que están aquí para quedarse, por lo que navegar sin problema termina marcando la diferencia si hablamos de rapidez y productividad sin afectar al uso de la red que puedan hacer los otros miembros de la familia.

Así las cosas, seguro que te has preguntado alguna vez, sobre todo si la propia distribución del espacio del que dispones crea interferencias, cómo puedes quitar el máximo partido a tu conexión. Respondemos a esa cuestión con estos trucos para mejorar la señal wifi en casa. Esperamos que alguno te sirva de ayuda.

Selecciona dónde colocar el router

Parece una nimiedad, pero no lo es. Elegir correctamente dónde colocar el router en tu casa puede marcar la diferencia. De hecho, una buena ubicación puede ahorrarte cualquier otro tipo de gasto para mejorar la señal WiFi en tu casa.

Ten cuenta que la señal de wifi se desplaza en ondas concéntricas desde donde se encuentra el router, por lo que si lo sitúas en un lugar central, puede expandirse con mayor facilidad a toda la casa. Piensa que se mueve como cuando lanzas una piedra a un estanque y se forman los círculos en el agua. Las casas con un pequeño pasillo central o con las habitaciones en torno a un vestíbulo suelen contar con una mejor señal por esto mismo, pero cuando hablamos de plantas con largos pasillos o varios pisos, la situación se complica, ya que la señal se encontrará tanto con problemas de distancia como con las interferencias que pueden provocar las cocinas, los electrodomésticos y los cuartos de baño.

Como norma general, coloca el router donde más tiempo vayas a estar conectado: la sala o tu despacho en casa. Situalo en un lugar elevado, como encima de la mesa o en una estantería y nunca lo pongas en el suelo o en el interior de un mueble o armario, ya que disminuirás la señal. Aléjalo también del cristal, el metal y los espejos, que provocan que la señal rebote. Y para que llegue a toda la casa sin dificultad, lo mejor es dejar las puertas abiertas.

Apaga el router con frecuencia

No se trata de que tengas que apagar el router todos los días, pero es conveniente que lo hagas con cierta frecuencia, una o dos veces por semana. De esta forma se actualizará la conexión con la centralita y puede que fluya mejor que la actual. Mantenlo apagados unos 10 minutos y luego enciéndelo de nuevo. Será suficiente.

Compra un router más potente

Dependiendo de tus necesidades de velocidad de conexión, tal vez el router que te ha instalado la operadora de forma gratuita no sea suficiente. Por ejemplo, aquellos que juegan online necesitan aparatos más potentes, con mejores procesadores y más antenas, que encontrarás disponibles en el mercado. No obstante, si el gasto en un router para gamers te parece excesivo porque en tu casa no se da ese uso o porque simplemente tu problema es que la señal es muy potente donde está instalado pero apenas llega a otras habitaciones, tienes otras opciones.

Conecta un repetidor wifi

En aquellas casas muy grandes o con una distribución que dificulta el desplazamiento de la señal wifi, puedes instalar un extensor o repetidor wifi, que se encargará de amplificar la señal. Su funcionamiento es sencillo: se conectan de forma inalámbrica con el router principal y se convierten en otro punto de acceso. Incluso los hay específicos por si quieres tener buena señal en la terraza o el jardín. Los encontrarás en el mercado a partir de los 20 euros, así que por no demasiado dinero puedes subsanar el problema sin más complicaciones.

No obstante, debes considerar que los amplificadores no incrementan ni mejoran la señal sino que repiten exactamente las mismas características de la original. Si esta es pésima, será pésima.

Utiliza un router viejo

Para el caso de que dispongas de un router viejo, puedes amplificar la señal utilizándolo. Solo necesitas conectarlo al router actual. Recuerda que para usar un router viejo como amplificado de señal wifi deberás configurar la IP LAN.

Instala una conexión PLC

Otra opción es instalar una conexión PLC en casa. Este tipo de conectores utilizan los cables de la luz para conducir la señal de internet. Se coloca en un enchufe, próximo a la consola o al ordenador y puedes conectarlos por cable sin necesidad de usar wifi. Los encontrarás a la venta desde unos 35 euros.

Instala un sistema Mesh-WIFI

Una de las tecnologías más recientes es la conocida como sistema Mesh-WIFI wifi en malla. Se trata de un sistema que incluye una estación central y una serie de satélites que amplían el espacio en el que se tiene cobertura. Todos los dispositivos se comunican entre sí y se consigue obtener una única red wifi con las mismas características.

Sin embargo, como se trata de sistemas de conexión pensados especialmente para entornos laborales, suelen tener un precio más elevado que otras opciones, como pueden ser los conectores PLC, ya que los precios a los que los encontrarás según sus característictas suelen superar los 100 euros.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.