Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas Noticias¿Debo aceptar el crédito preconcedido por mi banco?

¿Debo aceptar el crédito preconcedido por mi banco?

¿Debo aceptar el crédito preconcedido por mi banco?

Entras a la aplicación del banco, sacas dinero del cajero o paseas delante de tu sucursal y ahí está ese mensaje que te dice que tienes un crédito preconcedido de una determinada cantidad y sin la necesidad de hacer ningún trámite. La oferta que las entidades españolas habían descartado vuelve a coger fuerza aprovechando el tirón de la recuperación del consumo tras los meses más duros de la pandemia.

El rebote de la actividad económica este año tras la contención causada por las restricciones ha derivado en un aumento de las solicitudes de créditos y los bancos, que no son tontos, han vuelto a las andadas con los préstamos preconcedidos. Condiciones aparentemente ventajosas, facilidad e inmediatez animan a muchos a aceptarlo sin antes estudiar detenidamente los requisitos.

Este tipo de créditos tienen unas condiciones generalmente similares a las ofertas de préstamos personales. Aunque es común que, al tratarse de ofertas personalizadas de acuerdo con el análisis de nuestro perfil que ha hecho la entidad, mejoren las condiciones de sus ofertas genéricas. La cantidad, el coste y el plazo que nos ofrezcan estarán personalizados de acuerdo a nuestro perfil y el análisis de riesgo que haya hecho el banco.

En consecuencia, “estos productos pueden ser una opción muy cómoda si necesitamos dinero para financiar algún gran gasto. Sin embargo, no debemos dejar que su rapidez nos deslumbre, pues sus condiciones podrían no ser atractivas“. ¿En qué fijarse, entonces, para saber si el crédito que nos ha preconcedido el banco nos conviene? Lo primero en el importe, puesto que es importante comprobar si el dinero que nos ofrece el banco es suficiente para financiar nuestro proyecto. También habrá que tener en cuenta el plazo y valorar si es suficiente.

En cuanto al interés, el comparador señala que lo ideal es que sea inferior a la media del mercado, que actualmente se sitúa en el 7,59% TAE según el Banco de España. Además, es posible que el banco cobre comisiones por apertura, estudio o amortización anticipada, lo que supone un coste adicional, así que lo aconsejable es que el préstamo no las incluya. Igual ocurre con los productos adicionales. Hay bancos que aprovechan la preautorización de un crédito para vender seguros u otros productos, con lo que habrá que mirar si se incluyen servicios adicionales de este tipo y si es obligatorio suscribirlos. “Todas estas condiciones las podemos consultar en el formulario INE (Información Normalizada Europea) del préstamo que el banco está obligado a facilitar antes de formalizarse la contratación”.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.