Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioNoticias del díaEl Banco de España sostiene que el encarecimiento de la energía puede tener efectos “duraderos” en la inflación

El Banco de España sostiene que el encarecimiento de la energía puede tener efectos “duraderos” en la inflación

El Banco de España sostiene que el encarecimiento de la energía puede tener efectos “duraderos” en la inflación

El Banco de España ha advertido de que el encarecimiento de las materias primas energéticas registrado durante los últimos meses puede tener efectos “relativamente duraderos” sobre el PIB y la inflación, y “prolongarse más allá de la propia duración del ‘shock”.

Así lo señala en el Informe trimestral de la economía española del cuarto trimestre, donde asegura que estos efectos podrían extenderse en el tiempo aunque el encarecimiento de las materias primas energéticas “se produzca solo de forma transitoria”.

“Incluso aunque el encarecimiento de las materias primas energéticas se produzca solo de forma transitoria —por ejemplo, con una duración de un año—, su impacto sobre el PIB y sobre la inflación es relativamente duradero. Además, este impacto tiende a ser más acusado y duradero cuanto mayor es la persistencia del shock —por ejemplo, al considerar una duración de tres años—”, prosigue el informe.

En este sentido, cabe recordar que el Banco de España rebajó este viernes su proyección del PIB español en 1,9 puntos porcentuales para 2021, hasta situarla en el 4,5%. A su vez, recortó en cuatro décimas su estimación para 2022, hasta el 5,4%.

Respecto a la inflación, el organismo prevé un aumento de ocho décimas para 2021, hasta alcanzar el 3%; una cifra que se incrementará hasta el 3,7% en 2022 —1,9 puntos más—.

Desde el Banco de España justificaron estas previsiones en la “sorpresa negativa” de la evolución del PIB en el segundo trimestre y el tercer trimestre, los ‘cuellos de botella’ del sistema y, por último, en el repunte del precio de la electricidad.

Sobre esta última cuestión, el organismo ha subrayado que se ha producido un repunte “muy significativo” de los precios de las materias primas energéticas. De hecho, el gas natural se ha encarecido en un 340% en los mercados internacionales, mientras que los precios del carbón y el petróleo se ha incrementado en un 80% y un 50%, respectivamente.

En esta coyuntura, el Banco de España recuerda que, de cara a los próximos trimestres, los precios cotizados de las principales materias primas energéticas en los mercados de futuros muestran una tendencia “claramente descendente”.

No obstante, ha insistido en que estas perspectivas se encuentran sujetas a una “enorme incertidumbre, como pone de manifiesto el hecho de que las sendas de estos precios de cara al futuro hayan venido revisándose recurrentemente al alza desde principios de año”.

Aumento de precios

Por ello, el organismo entiende que “cabe esperar que el incremento del precio del petróleo, del gas natural y del carbón se traslade también a los precios de los bienes de consumo a través del aumento de los costes de las empresas y de los posibles efectos de segunda ronda sobre los salarios”, lo que aumentaría la inflación y tendría un efecto negativo sobre el PIB.

“La razón fundamental existente detrás de estos resultados es que las perturbaciones consideradas, al distorsionar en el momento de su impacto los costes de las empresas y la renta disponible de los hogares, también condicionan las sendas futuras de consumo y de inversión de estos agentes, lo que provoca que sus efectos sobre el conjunto de la actividad económica puedan prolongarse más allá de la propia duración del ‘shock”, concluye el informe.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.