Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasEl imparable ascenso, también, de las gasolinas

El imparable ascenso, también, de las gasolinas

El imparable ascenso, también, de las gasolinas

Son ya cinco semanas de sucesivas subidas del precio de las gasolinas que se han colocado en el mayor nivel en lo que va de año y en el más alto desde 2014. En lo que va de 2021 estamos pagando un 24,6% más por la gasolina que hace un año y un 27,33% más en el caso del gasóleo. Llenar un depósito medio de 50 litros de gasolina cuesta ahora casi 17 euros más que en la misma semana de 2020 y en el caso del gasóleo son 15,45 Euros de aumento.El responsable es el petróleo en cuya oscilación interviene la oferta y la demanda y las decisiones que toman los países productores aumentando o rebajando la producción. En este ejercicio el precio del barril de Brent se ha disparado un 58% superando los 80 Dólares, una barrera no traspasada desde hace tres años.

¿El petróleo seguirá subiendo?

Tras los meses de restricciones la demanda se ha desbocado con un enorme tirón por el auge industrial y el aumento del precio del gas, ante la caída del suministro de Rusia a Europa que ha desviado la demanda energética hacia los combustibles fósiles. Las energías limpias se han demostrado insuficientes para absorber el consumo La OPEP y sus socios acordaron hace unos días aumentar la producción en 400.000 barriles diarios aunque reconocen que en dos meses la demanda superará a la oferta.

La producción no será suficiente. Prácticamente nadie en el mercado se atreve a dar por terminada la subida del precio del crudo aunque Inés Cardenal directora de comunicación y asuntos legales de AOP (Asociación de operadores de productos petrolíferos) asegura que hacer predicciones es “equivocarse seguro” va a depender de si la demanda se estabiliza y de decisiones que tomen los países productores”.

Grandes consumidores como Estados Unidos y China “han comenzado a presionar para que baje el precio del barril y China ha liberado importantes reservas, esos factores determinarán lo que pase con el precio”. El impacto en el consumidor es directo. Añade incertidumbre e inestabilidad al ya tensionado mercado energético con la luz y el gas por las nubes, encarece los precios de todos los productos en cuyo proceso de fabricación participa de una u otra manera y su efecto en la inflación amenaza con retrasar la salida de la crisis. Los precios subirán muy por encima de los salarios de la zona Euro.

 

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.