Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioNoticias del díaLa banca revisará cada seis meses la eficacia del plan para mayores

La banca revisará cada seis meses la eficacia del plan para mayores

La banca revisará cada seis meses la eficacia del plan para mayores

Banca y Administración han firmado este lunes el protocolo para el fomento de la inclusión financiera de mayores, por el que las entidades se comprometen a prestar un mejor servicio a las personas de edad avanzada, menos digitalizadas o más vulnerables. El sector hará un seguimiento de estas iniciativas cada seis meses para comprobar su eficacia y, en el caso contrario, poner en marcha nuevas medidas.

El plan para mejorar la inclusión financiera de los mayores pivota sobre cinco ejes; la atención preferencial de este colectivo en las oficinas bancarias, atención telefónica personalizada con un número gratuito, la mejora de la accesibilidad a los cajeros, aplicaciones móviles y páginas web a través de un lenguaje más simplificado, la formación de empleados bancarios para dar ayuda a los más adultos y la formación en materia digital de los mayores.

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, aseguró que se evaluará y publicará cada seis meses la eficacia de las medidas y si se comprueba que son insuficientes, “tendremos que promover otras medidas”. La revisión se hará a través del Observatorio de Inclusión Financiera que recabará de las entidades los datos necesarios para la elaboración del informe semestral de seguimiento. El documento se publicará dentro de la web del Observatorio y los datos empleados serán puestos a disposición del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Los datos recabados de las entidades comprenderán, al menos, los siguientes: número de clientes beneficiados por las medidas, número y características de las oficinas de la entidad, número de llamadas atendidas, número de cajeros y de canales adaptados conforme a las medidas adoptadas, número de empleados y de clientes que han recibido las acciones formativas previstas, y número de incidencias en cajeros y plazo de subsanación.

Calviño destacó durante su intervención posterior a la firma del protocolo que el sector financiero es uno de los que más afectados se están viendo por la transformación digital de la economía, con consecuencias sobre la inclusión financiera de los ciudadanos. “Este es un tema prioritario. Requiere un conjunto de actuaciones por parte del sector privado y público para garantizar acceso a los medios de pago y servicios en el ámbito rural a los colectivos más vulnerables y mayores. No es por ustedes, es por nosotros. ¿Qué sociedad seríamos si no atendiésemos a los mayores?“, cuestionó.

La vicepresidenta reconoció que pese a los beneficios que ofrece la digitalización, las aplicaciones y webs bancarias no son soluciones válidas para parte de la población y el protocolo busca garantizar que los mayores tienen un trato personal, humano y de calidad. “Las personas que acudan a una oficina bancaria van a tener ese trato personal preferente, se va a dar formación a las personas de las oficinas para dar este trato preferente y se van a mejorar las herramientas digitales”, explicó. Asimismo, añadió que las entidades de crédito, junto con el Banco de España, la CNMV y la Administración van a aumentar la capacidad de dar mayor formación financiera. La vicepresidenta recordó que una parte de los 140.000 millones de euros que recibirá España a través de los fondos europeos se destinará a impulsar las competencias digitales de las personas mayores y con discapacidad.

Por otro lado, Calviño aseguró que en el marco de avanzar en el mejor servicio de los consumidores, en dos semanas se aprobará el Proyecto de Ley de servicio de atención al cliente que incluirá exigencias al sector bancario para mejorar los canales para mayores, y en marzo, el Ejecutivo publicará el anteproyecto de Ley para la creación de la Autoridad de Defensa del Cliente Financiero.

Exclusión de colectivos

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, defendió que el fenómeno de la digitalización de la banca tiene efectos positivos para los ciudadanos, aunque reconoció que en el corto y medio plazo supone la exclusión de determinados colectivos que hay que mitigar.

Suscribieron el protocolo el presidente de la Asociación España de Banca (AEB), José María Roldán; el director general de la CECA, José María Méndez; y la secretaria general de la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (UNACC), Cristina Freijanes. Roldán destacó que Carlos Sanjuán, promotor de la campaña ‘Soy mayor, no idiota’ ha hecho ver que se necesita atender a quien no puede ir tan rápido en la digitalización o necesitan ayuda por sus necesidades personales. “Ese elemento se nos había escapado”, dijo. Méndez señaló que el protocolo aporta una sensibilidad nueva respecto a las personas mayores. “Las entidades desarrollarán proyectos bajo el prisma de que mejorar la calidad del servicio debe ser la única forma de entender y ejercer el negocio bancario”, dijo. Finalmente, Freijanes destacó la velocidad de reacción del sector para dar respuesta a los problemas de las personas mayores.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.