Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasLa dación en pago: ¿Qué posibilidades hay?

La dación en pago: ¿Qué posibilidades hay?

La dación en pago: ¿Qué posibilidades hay?

La dación en pago es un método que se utiliza para pagar deudas pendientes, consiste en entregar un bien para cumplir con el pago. Este proceso ocurre cuando el acreedor y el deudor establecen un acuerdo para compensar la cuantía restante de la deuda.

Este método se ha convertido en un procedimiento muy habitual porque permite a empresas y particulares enfrentar sus impagos. El sector donde más se utiliza este método es en el inmobiliario y ocurre cuando el deudor no puede realizar los pagos correspondientes a hipotecas.

¿Qué es la dación de pago?

La regulación de la dación en pago se encuentra en el Código Civil en el Libro IV correspondiente a obligaciones y contratos. En el Título I que corresponde a las obligaciones, Capítulo IV que se titula de la extinción de las obligaciones, Sección 1ª que recibe el nombre del pago, en los artículos 1157 y 1171.

Este es un recurso muy utilizado por las empresas y particulares en épocas de crisis económicas y financieras. Este es un método de pago que permite solventar la deuda y se basa en la entrega de un bien para cumplir el pago pendiente.

La dación en pago consiste en que el acreedor de una deuda acepta por parte de un deudor la transmisión del bien inmueble para compensar una deuda dineraria. Esto significa que se entrega algún bien como forma de pago cuando no se dispone de la cantidad de dinero que se requiere para el pago pendiente.

Este método de pago supone la transformación de la deuda, lo que significa que el deudor debe dinero y no puede hacer que su acreedor lo reciba. Por esta razón utiliza este medio de pago que sólo es posible cuando el acreedor está de acuerdo.

Pero motivado a razones de justicia social hay algunas situaciones en las que se puede forzar al acreedor para que acepte para la cancelación de la deuda un bien. Entre esas situaciones se encuentra la exclusión social y la Segunda Oportunidad.

Cuando la dación en pago es por la Ley de Segunda Oportunidad puede ser obligatoria para los acreedores. Pero cuando se aprueba el Acuerdo Extrajudicial de Pagos (AEP) y el Beneficio de Exoneración de Pasivos Insatisfechos (BEPI).

Con esto se procede a la exoneración de las deudas y a la liquidación del patrimonio del deudor.

¿Qué se requiere para optar a la dación en pago?

Para optar a la dación en pago se requiere cumplir con lo siguiente:

Para cumplir con la obligación adquirida es necesario entregar un bien o realizar una prestación que no sea lo que se pactó originalmente.

El deudor y el acreedor deben estar de acuerdo en esta forma de pagar la obligación que los relacionaba. El acreedor debe manifestar su aceptación, debido a que no tiene ninguna obligación de aceptarlo, de acuerdo con lo establecido 1166 del Código Civil.

¿Qué es la dación en pago hipotecaria?

Existe la posibilidad de entregar la casa y quedar sin deuda hipotecaria con la aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad. Esta ley permite a pequeñas empresas, autónomos y particulares previo cumplimiento de ciertas condiciones liberarse de todas las deudas.

La dación en pago en una hipoteca, ocurre cuando el deudor no puede pagar las cuotas hipotecarias. Entonces procede a entregar la vivienda a la institución bancaria y de ese modo cancela la deuda. Con la utilización de este método, la entrega de la vivienda será suficiente para cancelar el préstamo hipotecario.

Este método fue regulado por primera vez en el Real Decreto 6/2012 donde se establecieron las medidas para la protección de deudores hipotecarios. Para los que no tenían recursos y donde se incluye el Código de Buenas Prácticas Bancarias.

Este decreto establece las condiciones que se deben cumplir para solicitar la aplicación de la dación en pago.

Condiciones para solicitar la dación en pago

La dación en pago es obligatoria solo cuando existe una norma que lo establezca, pero existen ciertas condiciones en las que se tiene derecho a esta figura. Entre ellas esta las siguientes situaciones:

  • Cuando las personas deudoras que se encuentran en situación de exclusión social, tendrán derecho a la dación en pago. Debido a que los miembros de la familia no cuentan con rentas que le permitan enfrentar las deudas.
  • La dación en pago también será un derecho para las personas que en los últimos 4 años hayan pasado por una modificación importante en su situación económica.
  • Cuando la cuota hipotecaria mensual supera en un 50% los ingresos mensuales que perciba el grupo familiar.
  • La vivienda tiene que ser de uso exclusivo del grupo familiar formado por los cónyuges y los hijos. Es obligatorio que ninguno de los miembros del grupo familiar tenga otra vivienda.

La deuda tiene que estar garantizada con hipoteca sobre la vivienda de uso habitual, además no debe poseer otras cargas.

Ley de Segunda Oportunidad

La aprobación de la Ley 1/2013 conocida como Ley de Segunda Oportunidad modificó algunas condiciones de la dación en pago para las hipotecas. La solicitud de la aplicación de este método se puede hacer a través del Beneficio de Exoneración de Pasivos Insatisfechos (BEPI).

Cuando se aplica esta ley se entrega la vivienda para pagar la deuda, pero existe la posibilidad de solicitar la permanencia en la misma. Lo cual se haría bajo un régimen de alquiler por 2 años y con el pago de una renta anual del 3 % del monto total de la deuda.

La dación en pago para pagar la deuda hipotecaria no se encuentra incluida como obligatoria en la Ley hipotecaria. Pero si la establece como alternativa si el deudor y la institución bancaria lo acuerdan.

Para optar a la dación de pago el deudor no puede haber sido culpado en un concurso, además debe demostrar que actúa de buena fe. La aplicación de esta ley requiere del cumplimiento de una serie de pasos, ellos son los siguientes:

Buscar un acuerdo extrajudicial de Pagos

El deudor para solicitar la aplicación de la ley de segunda oportunidad debe intentar un Acuerdo Extrajudicial de Pagos. Donde el notario procede a designar un mediador concursal el cual intervendrá en las negociaciones.

En el Acuerdo Extrajudicial de Pagos (AEP) se intenta llegar a un convenio que beneficie a las dos partes. Entre las opciones que la ley establece está la posibilidad de solicitar una dación en pago.

Cuando esta opción es aceptada el deudor queda libre de deudas, pero tiene que entregar los derechos o bienes acordados. Por lo general lo que tiene que entregar es el inmueble hipotecado.

Concurso de acreedores consecutivo

Cuando en el Acuerdo Extrajudicial de Pagos (AEP) no se llega a un acuerdo, el mediador concursal solicita la declaración del concurso consecutivo. El cual consiste en la cancelación de deudas y la liquidación del patrimonio, además se solicita la exoneración del resto de la deuda.

¿Qué significa en la Ley de Segunda Oportunidad actuar de buena fe?

La actuación de buena fe es un requisito que tiene como objetivo ejercer un control y evitar fraudes de los deudores insolventes. Para comprobar la buena fe del deudor debe cumplir con los siguientes aspectos:

En los últimos cuatro años el deudor no puede haber rechazado una oferta de trabajo. Tampoco en los diez años anteriores puede haber obtenido el beneficio de la Ley de Segunda Oportunidad.

En los últimos 10 años antes de la solicitud el deudor no puede haber sido condenado por delitos económicos contra el patrimonio.

El deudor debe manifestar de forma expresa que el beneficio se publicará en el Registro Público Concursal por los siguientes 5 años.

¿Cómo conseguir la opción dación en pago?

El deudor debe ir personalmente a las oficinas de la institución financiera para conocer la situación y cuáles son las posibilidades existentes. Para enfrentar los impagos que corresponden a la deuda, para buscar una forma donde las dos partes se beneficien.

Este proceso se debe hacer desde el primer momento que no se puede realizar el pago, para evitar el aumento de la cantidad a pagar y un embargo.

Ventajas de la dación en pago en la deuda hipotecaria

La principal ventaja de la dación en pago es que evita cuando no se puede pagar la hipoteca la ejecución hipotecaria.

El deudor al entregar la vivienda no tiene que cancelar intereses de demora ni tendrá que enfrentar a un procedimiento judicial por un embargo.

La institución bancaria también se beneficia porque no tiene que abonar los costes que se origina por un procedimiento de ejecución hipotecaria.

Las instituciones financieras no están en la obligación de ofrecer a los clientes la dación en pago. Pero si existe la posibilidad de conseguirla negociando con la institución las condiciones de la hipoteca.

Cuando se inicia el procedimiento para la dación en pago se deja de pagar las cuotas mensuales de la deuda hipotecaria. Esto será hasta que finalice el proceso dándole la oportunidad al deudor de llevar una vida más tranquila.

Mientras se está en el proceso para la dación en pago la institución bancaria no puede iniciar acciones judiciales contra el deudor. Por lo que todo su patrimonio e ingresos estarán protegidos el tiempo que dure el proceso.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.