Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasLa EBA advierte que la banca tendrá que pagar por las hipotecas en negativo

La EBA advierte que la banca tendrá que pagar por las hipotecas en negativo

La EBA advierte que la banca tendrá que pagar por las hipotecas en negativo

Los bancos deberán pagar a sus clientes por las hipotecas que arrojen tipos de interés negativos tras sumar el diferencial salvo que haya alguna restricción legal. Así lo sentenció José Manuel Campa, presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) en una intervención en el Parlamento Europeo, tras ser preguntado por el eurodiputado de Ciudadanos Luis Garicano. El euríbor está por los suelos, cerca del -0,5% en la media de octubre. Los créditos vinculados a este índice con diferenciales inferiores a ese porcentaje se convertirán en depósitos.

En España la gran mayoría de los préstamos para comprar una vivienda están referenciados al euríbor a 12 meses. Este cerró ayer en el -0,467%, y la media de octubre se sitúa en el -0,458%. La cuantía de hipotecas ligadas a este índice solo en España ronda los 300.000 millones de euros, según fuentes financieras. Y el importe se dispara hasta el billón de euros en todo el mundo, según el gestor de los diferentes índices euríbor, EMMI.

Los mejores diferenciales de la burbuja inmobiliaria, que comenzó a explotar en 2008, desde los 0,17 puntos porcentuales que llegó a ofrecer Deutsche Bank, ya no cubren ese nivel y están, teóricamente, en negativo. Pero los bancos se niegan a pagar por esos préstamos o descontar los intereses del principal.

Luis Garicano, eurodiputado por Ciudadanos y vicepresidente del grupo Renew Europe, sucesor de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa, recogió el guante y preguntó al presidente de la EBA si los bancos tienen que pagar por las hipotecas si se producen tipos negativos. Campa no dudo en responder: “Creo que el reglamento debería aplicarse en general. Si no hay restricciones legales en ningún país o autoridad nacional (…) y [las hipotecas] van a territorio negativo, eso es lo que el contrato establece y lo que debería ser respetado”, aseguró.

Cobro por depósitos

Al contrario ya ocurre. Algunos bancos y otras firmas, como agencias y sociedades de valores, cobran por depositar dinero en cuenta. Las propias entidades reciben intereses –hasta el 1%– del BCE por tomar dinero prestado en la tercera edición de sus subastas bonificadas de liquidez (las denominadas ­TLTRO III). Garicano planteó si los clientes pueden sacar partido de la situación. Y la respuesta fue afirmativa.

Pero el diablo está en los detalles. De entrada, desde la Asociación Española de Banca (AEB) aducen que “la nueva ley hipotecaria determina que los tipos de interés no podrán ser negativos, al precisar algo que ya está en la naturaleza del contrato de préstamo, donde se ha pactado un tipo de interés como contrapartida a la financiación obtenida”. Y es cierto. Pero esa regulación entró en vigor el 16 de junio de 2019 Todas las hipotecas firmadas desde entonces tienen ese límite. Pero el artículo que fija el 0% como mínimo no tiene efecto retroactivo. Los préstamos anteriores no están blindados para la banca, según afirmó el lunes ante el Parlamento Europeo el presidente de la EBA. Desde el Banco de España, por su parte, afirman que no hay ningún cambio regulatorio al respecto.

Lo firmado antes de la fecha de entrada en vigor de la nueva norma aplica tal y como se estipule en el contrato. Y aquí ya es necesario mirar papel a papel. En algunas hipotecas ya consta que el suelo es un 0%. En otras, no. Pero todas las entidades españolas consultadas aplican de facto ese mínimo.

Se podría dar la situación de que una hipoteca con un capital de 200.000 euros generara, en el caso más extremo de la comercializada por Deutsche Bank en los años de vino y rosas, un interés anual del 0,29%, según el euríbor actual (0,17%-0,46%), lo que supondría el pago de intereses o un descuento del principal por unos 580 euros anuales. Los tipos de interés de los nuevos depósitos a menos de un año están en el 0,022%.

El número de hipotecas que se vendieron con diferenciales raquíticos es elevado. Oficina Directa, filial de Banco Pastor que más tarde pasó a formar parte de Banco Popular y finalmente terminó en manos de Banco Santander, llegó a ofrecer el 0,33%; Caja Madrid (hoy, Bankia), el 0,37%; Caja Duero (Unicaja), el 0,25%; Bankinter, el 0,18%, y Sabadell, a través de Activobank, el 0,28%. Todas estas, al menos, se ven afectadas.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.