Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasLa UE despliega un plan para que el 25% de los alimentos sean ecológicos en 2030

La UE despliega un plan para que el 25% de los alimentos sean ecológicos en 2030

La UE despliega un plan para que el 25% de los alimentos sean ecológicos en 2030

La Comisión Europea ha dado a conocer sus planes para multiplicar durante los próximos diez años la producción y el consumo de alimentos ecológicos en la UE. El objetivo es conseguir que, en 2030, al menos un 25% de la superficie agraria y de los alimentos producidos en el conjunto de los 27 países miembros sean ‘bio’.

De modo que los agricultores y ganaderos que no quieran enterarse de lo que está en marcha desde las altas esferas, quedarán al margen, porque las grandes decisiones están tomadas, la evolución hacia el ecologismo integral está lanzada y las resistencias que se enfrentan a ello son consideradas hoy minoritarias y hasta anticuadas y, desde luego, no se plasman en el día a día con fuerzas y argumentos sólidos para hacerse valer y tratar de convencer al resto, mayoritario, de la sociedad.

La UE tiene un claro plan, estratégicamente diseñado, para empujar en varios frentes la transición ecológica, que en el terreno agroalimentario consiste, en su meta más inmediata, multiplicar la producción de alimentos bajo los auspicios de lo que se considera ecológico, lo cual, por cierto, es un concepto que se encuentra en revisión y podría ver ampliados algunos criterios para abarcar algunas prácticas de cultivo convencionales. Las cosas cambian, pero lo que parece claro que no va a cambiar es la dirección tomada en toda la UE. De manera que las reticencias que persisten en el campo solapadamente, aunque de forma muy generalizada, tendrán que abandonar su actitud de queja silenciosa que no llega a ninguna parte ni consigue nada: o cobra protagonismo real y efectivo o habrá que seguir el camino que se marca. Lo que ya no tiene sentido es ir lamentando por las esquinas cómo se agudizan las exigencias y trabas de todo tipo contra las formas tradicionales de cultivar, porque ni en la UE, ni en los gobiernos centrales, ni en los regionales, se toma en consideración ese lamento y la inercia del ecologismo sigue acelerando.

El Plan de Acción para el Desarrollo de la Producción Ecológica, presentado por el comisario de Agricultura, Janusz Wojciechowski y que complementa el Pacto Verde Europeo y la estrategia ‘De la Granja a la Mesa’, contiene una veintena de acciones apoyadas en tres ejes de actuación: fomentar el consumo, incrementar la producción y mejorar la sostenibilidad del sector ecológico.

El comisario ha dicho claramente que «para alcanzar el objetivo del 25% en producción ecológica necesitamos asegurar que la demanda guía el crecimiento del sector». ¡Ojo! Estamos ante una estrategia que, a diferencia de lo que suele ocurrir, camina muy por delante de la demanda, puesto que se reconoce que ésta no está aún todo lo fuerte que los ideólogos del plan quisieran, por lo que plantean que hay que estimularla para que, a su vez, ‘tire’ entonces de la producción.

Este planteamiento encierra al mismo tiempo un probable resultado tramposo. Si la demanda de lo ecológico va por detrás de lo esperado es, entre otras cosas, porque lo ecológico es hoy más caro, porque cuesta más de producir. ¿Cómo atraer a más consumidores? Con precios más baratos, iguales a lo convencional. Lo que se consigue generalizando la producción y la competencia. A pesar de los costes más altos, se tenderá a precios iguales. 

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.