Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioNoticias del díaLas residencias de Extremadura priorizarán a los grandes dependientes a partir de 2026

Las residencias de Extremadura priorizarán a los grandes dependientes a partir de 2026

Las residencias de Extremadura priorizarán a los grandes dependientes a partir de 2026

La Junta de Extremadura ha diseñado un nuevo modelo residencial para los mayores de la comunidad autónoma con el que pretende invertir en los servicios del entorno cercano a los ciudadanos, de forma que los centros residenciales “deberían quedar reservados para las personas con grado de dependencia II ó III”.

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, se ha pronunciado así al presentar en rueda de prensa este nuevo modelo, con el que se persigue que los mayores residan el mayor tiempo posible en sus domicilios, como ellos suelen desear y como la mejor forma de vivir la vejez.

Este modelo se basa, según ha dicho, “en una verdadera coordinación sanitaria y social” y en la realización por parte de la Junta de una inversión “muy importante” en la creación de servicios en el entorno más cercano al ciudadano.

Para ello, se mejorará la ayuda a domicilio y la teleasitencia, “migrando a un sistema de teleasistencia avanzada que incluya la telemonitorización de parámetros sanitarios esenciales”, así como la “telelocalización y el seguimiento estrecho dentro del domicilio”, una actuación que se prevé tener lista en 2023.

También se creará la figura del asistente personal y se apostará por los servicios de centros de día y por las viviendas tuteladas.

Vergeles ha precisado que Extremadura actualmente cuenta con 15.185 plazas residenciales para mayores en 300 residencias de la comunidad autónoma.

De estas, 8.569 son plazas públicas, ubicadas en 219 centros residenciales, y 6.606 son plazas privadas en 81 residencias.

Extremadura dispone, por tanto, según el consejero, de 13,8 centros por cada 10.000 personas mayores de 64 años, por lo que ocupa el primer lugar de todas las comunidades autónomas en este indicador y “supera con creces el mínimo recomendado por la OMS de cinco plazas por cada 100 personas que tienen 65 o más años”, ya que dispone de 6,9 plazas.

Vergeles ha destacado que estas residencias se distribuyen de forma homogénea en el territorio de la comunidad autónoma.

En este marco, el nuevo modelo residencial diseñado por la Junta de Extremadura aborda un primer nivel de centros ubicados en los distintos municipios y que se abrirán a proporcionar servicios a la comunidad, como fomento del transporte accesible dentro de la localidad, ayudas técnicas, llevar comidas a domicilio y proporcionar servicio de lavandería, podología y peluquería higiénica.

La unidad de enfermería de estos centros estará preparada y con la formación suficiente como para fomentar la seguridad de los usuarios desde el punto de vista sanitario y para adoptar las medidas necesarias en el caso se que se produjera alguna situación de infección dentro de ellos, según el consejero.

El segundo nivel de atención es el de los centros de referencia comarcal y para ello se acometen dos actuaciones, la adaptación de residencias sociosanitarias ya en funcionamiento, para que dispongan de unidades de convalecencia, y la creación de ocho centros de convalecencia y cuidados continuados, que deberán estar construidos antes de 2026

José María Vergeles ya informó en rueda de prensa, el pasado 26 de mayo, de estas actuaciones, que se llevarán a cabo con cargo a los fondos de Recuperación, Transformación y Resiliencia por casi 74 millones de euros.

Por otra parte, Vergeles ha indicado que este año se conseguirá que todas las residencias de titularidad municipal tengan conveniadas el 50% de las plazas acreditadas en situación de dependencia.

“Así hoy tenemos concertadas con los ayuntamientos 418 plazas más, lo que supone una inversión anual de 31,8 millones de euros”, ha precisado.

En este modelo residencial presentado hoy, el consejero ha considerado esencial “seguir invirtiendo en plazas concretas en el ámbito de la psicogeriatría”, ya que “cada vez son más las personas que tienen trastornos graves de salud mental o alteraciones de conducta y que no pueden ingresar en un centro residencial por la distorsión en la convivencia que pueden generar”.

José María Vergeles se ha mostrado abierto a la concertación social para y desplegar este nuevo modelo, que la Junta se plantea tener operativo en el escenario de 2026.

El consejero ha anunciado que mañana se celebra una importante reunión del Consejo Territorial de Servicios Sociales y Atención a la Dependencia, donde se intentará aprobar un acuerdo que mejore las condiciones laborales de los trabajadores de las residencias y centros de día, así como de la ayuda a domicilio. 

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.