Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioNoticias destacadasLlegan las rebajas de verano

Llegan las rebajas de verano

Llegan las rebajas de verano

Desde hace años, la fecha de rebajas es libre para los comercios, es decir, que pueden comenzar y terminar cuando más les convenga. Pero el día 1 de Julio sigue estando en la mente de muchos como la fecha “oficial” de inicio de la temporada de rebajas de verano.

Ya sabemos que, desde que nos confinaron en casa en marzo de 2020, el comercio electrónico ha crecido exponencialmente en nuestro país y muchos de quienes hasta ahora no habían comprado en la red, se han convertido en asiduos a esta forma de comercio.

Una de las prácticas más habituales de quienes usan internet con frecuencia, es la de buscar aquellas prendas que nos puedan interesar y, luego, acercarnos al establecimiento físico para comprobar su textura, su calidad o, simplemente, probar qué tal nos sienta.

En este contexto, es posible que el comercio, en su versión online, tenga un precio diferente al de la tienda física, por numerosas razones, como la competencia contra los gigantes del comercio electrónico o el fomento de uso de sus canales virtuales. En estos casos, ¿puede un comercio tener distintos precios en la tienda virtual y en la física? La respuesta es afirmativa, siempre que indique claramente que estos precios son sólo para internet, de forma que el consumidor no tenga ninguna duda sobre si son aplicables al establecimiento físico o no.

Además, durante todo el año suele haber eventos promocionales, sobre todo en grandes superficies, hipermercados o cadenas de establecimientos, en los que se prima la compra a través de la web con descuentos exclusivos para las tiendas online, que nunca podemos encontrar en las tiendas físicas.

Por otra parte, debe recordar que durante las rebajas, las condiciones de venta han de ser las mismas que durante el resto del año, lo único que puede variar es el precio y que los artículos promocionados en rebajas no han podido ser adquiridos expresamente para este periodo, sino que deben formar parte de la oferta habitual de la tienda; tampoco pueden presentar taras o defectos, por pequeños que estos sean.

En todo caso, tenemos derecho a conocer:

  • El precio antiguo del artículo, que debe figurar en la etiqueta junto con el nuevo ya rebajado; o bien el porcentaje de rebaja sobre dicho precio, para que el consumidor pueda apreciar la cuantía de la rebaja.
  • La fecha en la que comienzan y finalizan las rebajas, según las previsiones del comerciante.
  • Si se admiten o no tarjetas de crédito, antes de pagar. Para ello, el comerciante que no las admita en rebajas puede colocar un cartel anunciándolo en el escaparate, junto a los distintivos de las tarjetas.
  • Si el producto está en perfecto estado, el establecimiento no está obligado a cambiarlo (salvo si así lo anuncia o publicita expresamente), aunque la mayoría de los comercios lo hacen, pues es una buena práctica comercial. En cualquier caso, no tienen porqué devolverte el dinero: pueden cambiarlo también por otro artículo o un vale.
  • En las compras online, el consumidor está especialmente protegido: tienes 14 días naturales para devolver tu compra si no te convence. Infórmate antes de comprar de los gastos de devolución.

Recuerde que debe exigir siempre:

  • La factura o ticket de compra, cuya entrega es obligatoria y que constituye el comprobante en caso de reclamación o devolución.
  • Que se mantenga la política de cambios o devoluciones en las mismas condiciones que el resto del año, salvo que el comerciante lo anuncie adecuadamente y de forma bien visible.
  • Que le entreguen la garantía, debidamente cumplimentada, en la compra de electrodomésticos, aparatos radiofónicos, ordenadores, etc.

Por último, les recomendamos:

  • Que salga a comprar con una lista lo más cerrada posible, ajustada a sus posibilidades económicas reales.
  • Evita caer en la trampa del consumo excesivo: aprovecha para equiparte tú, equipar a tu familia o tu hogar con mejores precios sin dejarte llevar por compras impulsivas.
  • Si tienes algún problema o crees que se está incumplimiento tus derechos, reclama. Solicita una hoja de reclamaciones en el establecimiento y deja constancia de lo que te ocurre.
Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.