Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasLos europeos no comprenden cómo se usan los datos en las tecnologías inteligentes

Los europeos no comprenden cómo se usan los datos en las tecnologías inteligentes

Los europeos se han acostumbrado muy deprisa a usar tecnologías inteligentes, lo que está llevando a una rápida adopción de dispositivos personales con capacidades inteligentes. Esta categoría de Smart technology va a seguir expandiéndose en la región, pero a una velocidad superior a la que se amplía el conocimiento de los usuarios, lo que está generando una gran brecha digital en este campo.

El proveedor de soluciones de almacenamiento Western Digital ha elaborado un estudio para conocer más a fondo este fenómeno, para el que ha entrevistado a más de 6.000 consumidores. Les ha preguntado acerca de su familiaridad con la smart technology y sobre el conocimiento real que tienen acerca de cómo funciona y cómo utiliza sus datos.

El resultado de esta investigación es que, en términos generales, los consumidores se sienten muy familiarizados con este tipo de tecnología y sus capacidades, tanto en el hogar como en la ciudad y otros entornos. Pero tienen una muy baja comprensión general de su funcionamiento. Esto conduce a que uno de cada cuatro entrevistados no confía en las organizaciones para mantener sus datos seguros. Por ello, Western Digital recomienda a los proveedores de estas tecnologías que, si quieren aumentar la tasa de adopción y capitalizar el interés de los usuarios, deben esforzarse por educar a los consumidores sobre cómo almacenan los datos y de qué forma los protegen.

El potencial es enorme, ya que esta investigación revela que el 90% de los consumidores está esperando la llegada de, al menos, una siguiente generación de soluciones smart technology. Las más valoradas en el ámbito del hogar digital son las cámaras de seguridad en el hogar, como señala el 36% de los encuestados, los servicios de transmisión de entretenimiento (35%) y los controles de iluminación/calefacción (35%).

Mientras tanto, en cuanto al ecosistema de las ciudades inteligentes, las tecnologías más valoradas por los consumidores son los puntos de recarga de vehículos eléctricos (39%), los coches autónomos (38%) y las cámaras de videovigilancia destinadas a la seguridad (37%). Mientas tanto, el 52% de los encuestados ve la necesidad de implantar estos sistemas de vigilancia para garantizar la seguridad, y un 40% para prevenir los niveles de delincuencia. Fuera de las ciudades, en las carreteras, estas tecnologías se perciben por un 46% como un medio fundamental para mantener la seguridad en la vía, y un 28% para reducir la delincuencia.

Pero, como explican os expertos de Western Digital, el tratamiento de los datos y su protección son factores clave para el éxito de estas tecnologías, y es vital cumplir con la normativa vigente en Europa. Además, como explica Davide Villa, director de desarrollo de negocios para EMEA en Western Digital, “uno de los mayores retos del almacenamiento en las cámaras de seguridad es el hecho de que siempre están encendidas y conectadas. Por lo tanto, la tecnología de almacenamiento tiene que ser capaz de mantenerse al día, ofreciendo transferencias de datos fiables, alto rendimiento y potentes velocidades de escritura para garantizar que se capte y analice el vídeo de alta calidad”.

En este sentido, el estudio de WD revela que existe muy poco conocimiento general sobre cómo funciona el almacenamiento de datos para este tipo de tecnologías, y en parte es porque todavía no se ha expendido lo suficiente en su uso. Así, aunque un 83% de los entrevistados en toda Europa y Oriente Medio se considera familiarizado con la tecnología inteligente en el hogar y un 81% también en el entorno de las ciudades inteligentes, solo un 35% utiliza Smart technlogy en su casa, y solo un 31% ha tenido contacto con estas en las ciudades inteligentes.

Para WD, la raíz del problema es la reticencia que sienten los usuarios por su desconocimiento de cómo se capturan, almacenan y protegen los datos. Esto hace que los consumidores tengan una serie de prioridades muy alineadas hacia la gestión y almacenamiento de datos. Para un 73% los datos deben estar protegidos frente a las infracciones y los piratas informáticos. Para el 70% los datos deben almacenarse en unidades seguras y fiables, para otro 70% es vital cumplir con las regulaciones vigentes y para otro 70% es fundamental que las empresas usen los datos de forma correcta.

Finalmente, Davide Villa explica que “los próximos años serán muy interesantes para los proveedores de smart technology. El mercado está creciendo y los consumidores están entusiasmados con lo que viene, pero la falta de conocimiento sobre la infraestructura de tecnología inteligente amenaza este progreso y los beneficios que brindarán. El almacenamiento local y la encriptación pueden jugar un papel clave en la reducción de la brecha del conocimiento. Educar a los clientes y usuarios en este ámbito será esencial y la implantación de infraestructuras y tecnologías de almacenamiento adecuadas ayudarán a que los consumidores se sientan más seguros a la hora de usar estas nuevas tecnologías y se eliminen dudas”.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.