Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasLos perjuicios de circular con el depósito en reserva

Los perjuicios de circular con el depósito en reserva

Los perjuicios de circular con el depósito en reserva

El mantenimiento periódico de un vehículo es fundamental para circular con seguridad. Más allá de la limpieza, el cambio de líquidos o la revisión de determinados componentes, es imprescindible no dejar para último minuto acciones tan básicas como repostar combustible.

Circular con el depósito en reserva tiene consecuencias perjudiciales para el vehículo, para tu seguridad y la del resto de usuarios de la vía, e incluso puede llegar a costarte alguna que otra multa.

Bomba de combustible

Este elemento se encarga de succionar el combustible del depósito y transportarlo a través del circuito del motor a los cilindros. Para realizar este proceso, el nivel de carburante debe de ser suficiente sino la bomba tendrá que realizar mucho más esfuerzo y el desgaste será mayor. Asimismo, si no hay suficiente combustible no lubricará y enfriará suficientemente a la bomba y esto puede llevar a provocar una avería en este componente, que, según el RACC, tiene un coste de reparación muy elevado.

Motor

Desde Eurotaller explican que la falta de líquido hace que se concentre una mayor cantidad de oxígeno en el tanque y que se quemen las impurezas que se concentran en el fondo del depósito, provocando que estas vayan a parar al motor. Si bien es cierto que el filtro de combustible se encarga de recoger parte de estas partículas, hay sustancias como “las parafinas que pueden llegar al sistema de inyección, dificultando la labor de los inyectores o gripando parte de ellos”.

Menos rendimiento, más consumo de combustible

Asimismo, cabe destacar que con el depósito vacío la evaporación del líquido es mayor, por lo que el rendimiento disminuye y el consumo de combustible aumenta.

Quedarte tirado

Gracias al cuadro de instrumentos del coche, esas lucecitas que se encienden en ocasiones tras el volante, podemos saber qué incidencias mecánicas se producen en el vehículo y solucionarlas. Uno de los testigos luminosos es el que nos avisa de cuándo el depósito entra en reserva, señal de que debemos acudir lo antes posible a una gasolinera.

Lo primero que debes saber es que si empiezas a notar que el coche da tirones y que se ahoga, debes activar inmediatamente las luces de emergencias y dirigirte con precaución a una zona segura fuera de la calzada y detener el vehículo. No hacerlo, lo que no siempre es posible porque no podemos desplazar el vehículo o porque no hay espacio suficiente para apartar el coche, puede comportar una multa de 200 euros.

A continuación, el conductor deberá advertir a los demás usuarios de la vía sobre la presencia de su vehículo averiado en la vía pública con la colocación de los triángulos de señalización. No hacerlo conlleva una multa de 80 euros. Recuerda que para salir del coche, deberás usar un chaleco reflectante, obligatorio, de lo contrario se te sancionará con 200 euros.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.