Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasÚltimo mes para cambiar pesetas por euros

Último mes para cambiar pesetas por euros

Último mes para cambiar pesetas por euros

La peseta fue la moneda de curso legal en el Estado español y sus territorios coloniales desde su aprobación el 19 de octubre de 1868 hasta la introducción del euro como moneda oficial en la Unión Europea y España el 1 de enero de 1999. La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) acuñó por última vez pesetas en 19 de junio de año 2001 al amonedar una moneda de 100 pesetas, mientras que el 21 de noviembre del año 2000, medio año antes, salió de la línea de impresión el último billete, de 10.000 pesetas.

Más de 20 años después de aquello los españoles aún conversan en su poder 1.586 millones de euros en pesetas, distribuidos entre los 801 millones de billetes en su posesión y los 785 millones en monedas, según los últimos datos hasta el mes de abril de este año calculados y publicados por el Banco de España.

En detalle, los españoles conservaban a cierre de abril 135.275 millones de pesetas en billetes (801 millones de euros) y 130.613 millones de pesetas en monedas (785 millones de euros), lo que totaliza 165.888 millones de pesetas (1586 millones de euros) todavía en manos de los españoles, que disponen de un mes, hasta el 30 de junio, para proceder al cambio si así lo desean.

Cuenta atrás tras varias prórrogas

Inicialmente, con motivo de la entrada en circulación del euro en el bolsillo de los españoles desde el 1 de enero de 2002 el Gobierno español estableció en tres meses el periodo de convivencia para ambas monedas (peseta y euro), hasta el 31 de marzo de ese año, y desde entonces y hasta el 30 de junio de ese ejercicio fijó un periodo de canje de las monedas y de los billetes en pesetas en las oficinas bancarias.

Sin embargo, desde el 1 de julio de ese año (2002) los españoles que conserven la antigua divisa nacional deben acudir a las sucursales del Banco de España para realizar el cambio por su correspondiente valor en euros, la moneda en vigor. Un cambio de la Ley del Euro, en 2012, fijó el 31 de diciembre de 2020 como fecha tope pero en noviembre del año pasado el Ejecutivo de Pedro Sánchez extendió de nuevo en seis m eses el plazo hasta este 30 de junio con motivo de las restricciones derivadas de la Covid-19.

En el real decreto-ley en el que incluyó la extensión del periodo de canje, el Ejecutivo explicaba que a pesar del largo periodo transcurrido desde el inicio del plazo para el cambio en julio de 2002, todavía existe un importante número de ciudadanos que posee billetes y monedas en pesetas pendientes de canjear por euros.

Cómo pedir cita previa para el canje

El canje o cambio de pesetas por euros puede realizarse tanto en el edificio del Banco de España en Madrid (Calle Alcalá, 48) en horario de lunes a viernes de 8.30 a 14 horas, como en las 15 sucursales repartidas por todo el territorio nacional en A Coruña, Oviedo, Bilbao, Valladolid, Zaragoza, Barcelona, Badajoz, Sevilla, Málaga, Murcia, Valencia, Alicante, Palma, Santa Cruz de Tenerife y lLas palmas de Gran Canaria.

Con el fin de garantizar la medidas de seguridad recomendadas por las autoridades sanitarias, es necesario pedir cita previa a través de la página web del Banco de España para realizar esta gestión en las instalaciones del Banco de España. De cualquier forma, en caso de dificultad para utilizar la aplicación de cita previa, los interesados pueden ponerse en contacto con el teléfono 913 385 000 (de 8:00 a 15:00 horas, en horarios peninsulares).

El Banco de España exigirá que el interesado se identifique enseñando su DNI, pasaporte o tarjeta de residencia siempre que la cantidad que quiera cambiar sea igual o superior a 1.000 euros. Cuando la cantidad a cambiar sea inferior a 1.000 euros, el Banco de España también podrá solicitar la identificación al interesado.

El tipo de cambio es el de 1 euro equivalente a 166,386 pesetas y no se tendrá en consideración aspectos como la antigüedad o el estado de los billetes y monedas de peseta. Se denegará, eso sí, el cambio de aquellos billetes que presenten una superficie igual o inferior al 50% del billete

En aquellos casos en los que el solicitante del cambio se encuentre en el extranjero, existe la posibilidad de cambiar los billetes en pesetas a euros enviándolos por correo postal certificado junto con el “Formulario para el cambio de billetes en pesetas desde el extranjero”, disponible en el apartado “Tramitación” debidamente cumplimentado. Es imprescindible cumplimentar el campo del IBAN. Las monedas en peseta que se envíen por correo no serán cambiadas.

¿Qué pesetas se pueden canjear hasta el 30 de junio?

Como norma general, se cambiarán todos los billetes posteriores al año 1939. En su caso, los billetes emitidos entre 1936 y 1939 también pueden ser objeto de cambio tras ser analizados por los expertos del Banco de España, mientras que se denegará el cambio de aquellos billetes que presenten una superficie igual o inferior al 50% del billete.

En cuanto a las monedas de peseta canjeables, se cambian las monedas que estaban en circulación el 1 de enero de 2002. También se cambiarán las monedas de 2.000 pesetas que estaban en circulación el 1 de enero de 2002, así como las monedas de colección, conmemorativas y especiales.

El Banco de España reembolsará las monedas auténticas, incluidas las deterioradas, que sean reconocidas como tales por las máquinas utilizadas a esos efectos y podrá denegar el cambio de las que hayan sufrido alguna alteración derivada de un proceso industrial o mecánico.

En el caso de presentación de grandes volúmenes de monedas, las unidades definidas para el empaquetado para las monedas de 500. 200 o 100 pesetas son 1.000 piezas por bolsa o caja; para las divisas de 50 y 25 pesetas son 2.000 piezas por bolsa; para las monedas de 10 pesetas son 2.500 piezas; para las de 5 pesetas un total de 4.000 piezas y para las monedas de una peseta el límite son 10.000 piezas por bolsa o caja.

La presentación de moneda de peseta deteriorada se realizará acorde con el procedimiento establecido para el euro. Asimismo, el Banco de España se reserva el derecho a abstenerse de realizar determinadas operaciones y/o de limitar la forma de abono del cambio según las circunstancias en las que hayan sido presentados los billetes y/o las monedas.

Se cambiará solo un 45%: interés coleccionista

El instituto emisor estimó que el 45% de las monedas en pesetas que estaban en circulación antes de la entrada del euro nunca será entregado al Banco de España para su canje porque continuará en manos de los españoles como pieza de coleccionismo, o bien por deterioro, pérdida o salida del país en los bolsillos de los turistas.

En los últimos meses ha sido frecuente ver colas a las puertas de la sede central del banco emisor y sus sucursales con ciudadanos dispuestos a cambiar sus pesetas por euros, y es que aunque el canje se realiza por el valor facial, en el mundo del coleccionismo algunas de las divisas adquieren un valor mayor.

Más allá del interés pecuniario o del coleccionismo, buena parte de las monedas y billetes de pesetas no devueltos obedecerá al valor sentimental que muchos españoles le dan a la moneda que nació el 19 de octubre de 1868 como unidad monetaria. En el siglo XVII fue el “real de a dos” y después el “real de a cuatro” cuando los reales eran de vellón. Su equivalencia eran 40 céntimos de escudo.

¿Qué se hace con las pesetas cambiadas?

En cuanto al destino de las pesetas cambiadas por euros, en el caso de los billetes nominados en pesetas son destruidos en los centros de tratamiento correspondientes y se convierten en cilindros de papel prensado, denominados briquetas.

Por su parte, las monedas siguen un proceso mecánico que las trocea y más tarde se funden para aprovechar los metales que las componen en diversos usos industriales.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.