Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioNoticias del día¿Qué alimentos se pueden comer sin miedo después de la fecha de consumo recomendado?

¿Qué alimentos se pueden comer sin miedo después de la fecha de consumo recomendado?

¿Qué alimentos se pueden comer sin miedo después de la fecha de consumo recomendado?

Si la fecha de caducidad marca la línea tope de consumo para productos muy perecederos y con riesgo microbiológico – como las carnes, los mariscos o los pescados frescos-, la fecha de consumo preferente es solo una fecha recomendada a partir de la cual la calidad de un producto puede disminuir sin conllevar un riesgo para la salud.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición señala que después de esa fecha de consumo preferente es seguro consumir cualquier alimento aunque puede perder ciertas características como el sabor o la textura. “Se trata de cuestiones de calidad y no de seguridad alimentaria”, aclaran.

¿Cuáles son estos alimentos que se pueden consumir sin poner en peligro nuestra salud. Aquí tiene una lista de diez alimentos que pueden consumirse días e incluso semanas después de esa fecha preferente siempre que no estén abiertos ni presenten signos de estar deteriorados. Serían los siguientes:

  • Yogures.
  • Pan de molde.
  • Patatas fritas y frutos secos.
  • Bollos y galletas.
  • Refrescos y alcohol.
  • Pastas, arroces y legumbres.
  • Mermelada y mantequilla.
  • Embutidos y quesos curados.
  • Sopas y salsas de sobre.
  • Envases de tomate.

Por otro lado, están los alimentos calificados como ‘no perecederos’ entre los que se encuentran las bebidas alcohólicas con un graduación superior a un 10% del volumen, el azúcar, la sal, los chicles, el vinagre… Todos ellos no están obligados a llevar fecha de caducidad ni de consumo preferente aunque eso no quita que se estropeen al cabo de un tiempo. Es el caso de algunos vinos, que lejos de mejorar con el paso de los años ven mermada su calidad notablemente.

Yogures

Pueden comerse aunque se haya superado en unos días la fecha de consumo preferente. “No pasa nada, puede aumentar algo su acidez, pero no es nada peligroso, ya que la leche es pasteurizada”.

Galletas y bollos

Los que hayan superado la fecha de consumo preferente pueden estar algo más rancios, más secos, pero si los probamos y están bien, son cetiles.

Aperitivos, pastas secas y ultramarinos

Los aperitivos salados, las pastas secas, y los productos de ultramarinos en general también pueden tomarse. “No pasa nada si se supera la caducidad en unos días o un mes, siempre que se prueben y tengan buen sabor”.

Embutidos y quesos curados

Lo mismo ocurre con los embutidos al vacío o en atmósferas modificadas, salvo en algunos casos, como en el del pavo o el jamón cocido. Al tener mucha agua, estos productos son más frágiles, mientras que los curados o quesos son más resistentes y se pueden comer aunque se pase un poco la fecha.

Refrescos y bebidas alcohólicas

Las bebidas refrescantes y las alcohólicas si llevan fecha también pueden consumirse más tarde. Puede alterarse un poco el color o el sabor, algunas pierden dulzor porque los edulcorantes se pueden descomponer, pero no es peligroso.

A ellos pueden sumarse estos otros alimentos que también pueden consumirse sin problema:

Chocolate

Gracias a su alto contenido de azúcar, el chocolate puede durar muchos más días de lo marcada en la fecha de caducidad. Cuando comiencen a aparecer manchitas pequeñas blancas es hora de tirarlo a la basura.

Cereales

Los cereales se pueden comer hasta seis meses pasada la fecha de caducidad, siempre y cuando no sepan a rancio.

Latas de conserva

La fecha de caducidad de los alimentos enlatados generalmente indica tres años desde que se almacenaron, pero podemos consumirlos después de la fecha hasta por cuatro años más. Debemos mantener las latas en un lugar fresco y seco para que duren más.

Condimentos

Sal, pimienta, hierbas, aceite, vinagre, salsas (soja, ketchup, mostaza, mayonesa…), té, miel, café, azúcar…

Productos deshidratados

Como la leche en polvo, puré de patatas…

Productos esterilizados

Productos lácteos esterilizados o no frescos (leche UHT, nata UHT, mantequilla, queso blando…), sopas, zumos de frutas…

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.