Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasQué cinco vacunas necesitan los adultos

Qué cinco vacunas necesitan los adultos

Qué cinco vacunas necesitan los adultos

El Calendario común de vacunación, del Ministerio de Sanidad, se administran completamente hasta los 18 años: poliomielitis, hepatitis B, virus del papiloma humano (VPH), enfermedad meningocócica e HIB (Haemophilus influenzae tipo B). Sin embargo, en otras cinco, se prolonga el tratamiento durante la edad adulta: varicela, gripe, enfermedad neumocócica, DPT3 (difteria, tétanos y tosferina), así como la triple vírica (sarampión, rubeola y paperas).

El primer calendario de vacunación se implantó en 1975 y, desde entonces, se ha ido ampliando conforme aparecían nuevas vacunas. Los especialistas consideran que, dadas las tasas de vacunación, la población española está ampliamente protegida. Si un adulto desconoce qué vacunas le faltan, por no estar reflejadas en la historia clínica o por otro motivo, mediante un análisis de sangre se puede determinar si tiene o no anticuerpos (por haber sido vacunado o por haber pasado la enfermedad). Es el método que se emplea con personas procedentes de otros países para poder administrarles las vacunas que les faltan.

Además de este calendario, el Ministerio de Sanidad establece unas recomendaciones concretas de vacunación a los grupos de riesgo, como trabajadores sanitarios, personal de servicios públicos esenciales, embarazadas, inmunodeprimidos o enfermos crónicos, que pueden consultarse en su página web.

 

DTP3 (difteria, tétanos y tosferina)

Se incorporó en el primer calendario vacunal que se aplicó a partir de 1975. Antes de proceder al tratamiento de una persona adulta hay que verificar el estado de vacunación previo, ya sea documentalmente o mediante serología (el estudio con el que se comprueba la presencia de anticuerpos en la sangre).

  • Entre 19 y 64 años. En las personas que no hayan recibido las cinco dosis hasta los 19 años, deben completarse en la edad adulta.
  • A partir de los 65 años. Se recomienda una dosis de recuerdo en los ancianos.

 

Triple vírica (sarampión, rubeola y paperas)

La vacuna se incorporó al calendario en 1978. Se recomienda que se vacunen las personas nacidas a partir de 1970 que desconozcan si fueron vacunadas en su día. Todas las personas deben recibir cinco dosis durante la vida.

 

Varicela

Han de recibir dos dosis las personas sin evidencia de inmunidad a la varicela. Se considera que existe inmunidad cuando se han recibido dos dosis de la vacuna. Si se desconoce, se realizará una determinación serológica de la existencia o no de anticuerpos.

 

Enfermedad neumocócica

La enfermedad neumocócica es una infección grave causada por la bacteria Estreptococo pneumoniae. Esta bacteria es capaz de causar enfermedades como la neumonía o la meningitis. 

A partir de los 65 años: la tasa de incidencia de la enfermedad aumenta desde los 65 años y, sobre todo, a partir de los 75 u 80 años. Por eso está indicada la vacunación a esta edad.

 

Gripe

La vacuna de la gripe es la más conocida, ya que cada año se recuerda su importancia con campañas informativas.

  • Entre 19 y 65 años. Las embarazadas deben vacunarse. Pueden hacerlo en cualquier trimestre de la gestación. Está indicada en enfermos con trastornos crónicos cardiovasculares, renales, hepáticos, neurológicos, hematológicos, metabólicos (diabetes) y pulmonares (EPOC, asma…). Las personas inmunodeprimidas (enfermos de cáncer, VIH) también deberían ponérsela.
  • A partir de los 65 años. Se recomienda a partir de 65 años porque, a esa edad, es mayor el riesgo de complicaciones graves por gripe.
Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.