Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioSanidad y Alimentación¿Qué diferencias existen entre la fecha de consumo preferente y la fecha de caducidad?

¿Qué diferencias existen entre la fecha de consumo preferente y la fecha de caducidad?

Tanto la fecha de consumo preferente como la fecha de caducidad deben aparecer indicadas siempre en la etiqueta de un producto, independientemente del tamaño del envase de éste:

Fecha de consumo preferente

La fecha de consumo preferente es aquella hasta la que el alimento conserva sus propiedades específicas cuando se almacena correctamente. Debe aparecer en la etiqueta en alguno de estos dos formatos diferentes:

 “Consumir preferentemente antes del…”, seguido del día/mes/año.

– “Consumir preferentemente antes del fin de…”, seguido de mes/año o solo año.

Además, las expresiones anteriores pueden ir acompañadas de la referencia al lugar donde se indica en la etiqueta dicha información (por ejemplo, “consumir preferentemente antes del… ver tapón”). Asimismo, existen ciertas excepciones a la obligación de indicar la fecha de duración mínima, en concreto, las relacionadas con los siguientes productos:

– Frutas y hortalizas frescas, incluidas las patatas, que no hayan sido peladas, cortadas o sometidas a cualquier otro tratamiento similar (sin incluir las semillas germinantes y productos similares, como los brotes de leguminosas).

– Vinos, vinos de licor, vinos espumosos, vinos aromatizados y productos similares obtenidos a partir de frutas distintas de la uva, así como las bebidas del código NC 2206 00 obtenidas a partir de uvas o mostos de uva.

– Bebidas con una graduación de un 10 % o más en volumen de alcohol.

– Productos de panadería o repostería que, por su naturaleza, se consumen normalmente en el plazo de veinticuatro horas después de su fabricación.

– Vinagres.

– Sal de cocina.

– Azúcares en estado sólido.

– Productos de confitería consistentes casi exclusivamente en azúcares aromatizados o coloreados.

– Chicles y productos similares.

Fecha de caducidad

La fecha de caducidad es aquella a partir de la cual el producto no se considera seguro para la salud humana. Se utiliza para alimentos microbiológicamente muy perecederos y que puedan suponer un peligro inmediato después de un corto periodo de tiempo (como la carne picada o el pescado fresco). Puedes encontrarla, en la etiqueta de cada porción envasada del producto, en el siguiente formato:

– “Fecha de caducidad…”, seguido del día/mes y, eventualmente, el año.

Al igual que sucede con la fecha de duración mínima, la expresión anterior puede ir acompañada de la referencia al lugar donde se indica en la etiqueta dicha información (por ejemplo, “fecha de caducidad… ver tapón”).

Además, la fecha de caducidad debe completarse con las condiciones de conservación del producto alimenticio que pretendas adquirir.


 

Facebooktwitter
Sin comentarios

leave a comment