Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioNoticias destacadasBarómetro del Consumidor 2020

Barómetro del Consumidor 2020

El próximo domingo, 15 de Marzo, celebramos el Día Mundial de los Derechos del Consumidor. Para conmemorar esta celebración y determinar cómo han cambiado los hábitos de consumo de los extremeños, hemos elaborado nuestro “IV Barómetro de Hábitos de Consumo”, basado en los resultados de 764 encuestas personales realizadas a pie de calle.

Le hemos preguntado a los encuestados por su unidad familiar. En este sentido, podemos decir que lo más frecuente han sido las unidades familiares formadas por dos y tres miembros, con un 34% y un 30% respectivamente. De las unidades familiares de dos miembros, un 23% declara tener a un miembro de la familia en paro y, en los domicilios de tres miembros, un 33% ha manifestado tener un integrante de la unidad familiar en paro.

En mayor o menor medida, hemos cambiado nuestra forma de vivir en los últimos años, siendo conscientes al día de hoy que nuestros hábitos influyen también en nuestra economía de forma positiva o negativa. De hecho, un 58% de encuestados asegura haber cambiado sus hábitos de consumo como medida para mejora de su economía.

Préstamos y financiaciones

Para conocer la situación económica de cualquier familia, lo primero que debemos saber es si tiene algún mecanismo de financiación.

El 61% tiene vivienda en propiedad, de estos el 36% la tiene hipotecada. Si nos fijamos en la franja de edad de 31 a 45 años, tienen hipoteca el 71%.

Además, el 55,61% es titular de al menos una tarjeta de crédito y un 25% tiene un préstamo personal, de estos últimos, más de la mitad (59%) adquirieron un préstamo para comprar su vehículo.

Las tarjetas de fidelización son un instrumento cada vez más utilizado por los establecimientos, muchas de estas tarjetas te permiten pagar las compras en plazos, al final del mes, o simplemente te acumulan puntos que puedes canjear. Sea como fuere, el 53% de los consumidores encuestados nos manifiesta tener al menos una tarjeta de fidelización.

El modo de pago preferido para el 51,44% de los extremeños, sigue siendo el efectivo.

Para casi el 27% de los encuestados le resulta imposible ahorrar, sólo el 33% ahorra todos los meses, el resto (41%) lo hace algunos meses.

La compra más a menudo

Llenar la cesta de la compra una o varias veces a la semana, hace que seamos más conscientes de la necesidades que tenemos en casa, sobre todo relacionada con la alimentación y los productos perecederos. En este sentido los consumidores hemos cambiado mucho en los últimos años, y es que el 79% de los encuestados nos informa que realizan la compra de alimentos una o varias veces a la semana. Este hábito es muy positivo para evitar que los alimentos puedan estropearse, sobre todo, los perecederos, y permite ajustar en mayor medida nuestro presupuesto de alimentación.

En el pasado año 2019, la calidad se convertía en el principal motivo de decisión. Así lo manifestaron más de la mitad de los encuestados (52%). Este año, la dinámica vuelve a repetirse, convirtiéndose de nuevo la calidad en el criterio más valorado al comprar alimentos, pues un 58% lo han puesto en primer lugar; le sigue el precio, un 36% de extremeños lo sitúan en segundo lugar como factor determinante en la decisión de esta compra y en tercer lugar un 32% de encuestados tienen en cuenta el origen. Hay que decir que cada vez se valoran menos otros factores como es la fecha de caducidad o las marcas, los cuales influyen menos en la elección de los alimentos.

El formato de comercio más frecuentado por el extremeño para hacer la compra de alimentos es el supermercado, pues más de la mitad (53%) compra en este tipo de establecimientos. El segundo lugar de compra son las tiendas de barrio con un 25%.

Acudir a un comercio de proximidad o tienda física para el resto de nuestras compras (textil, calzado, electrodomésticos…), sigue siendo lo más habitual en nuestra región, quizás porque podemos ver y tener un asesoramiento personalizado del producto que vamos a comprar, quizás por cierta desconfianza aún en otros sistemas de compra, como la compra on-line. En cualquier caso, aunque ésta última cada vez es más utilizada, aún el 83% de encuestados dicen acudir a comprar solamente a tiendas físicas.

La compra online cada día gana adeptos, siguiendo a las tiendas físicas, con un 56% de encuestados que la han marcado como segunda opción más elegida a la hora de realizar sus compras no relativas a la alimentación.

Satisfacción con los suministros y servicios básicos

El 83% de los encuestados dice haber tenido problemas con algún suministro o servicio básico (agua, luz, gas, telefonía o su banco). De estos el servicio que más reclamaciones presenta es la telefonía (42%), a continuación estarían los bancos (14%) y en suministros las compañías eléctricas (13%).

El grado de satisfacción que tenemos con estos servicios básicos es otras de las preguntas que planteábamos a los extremeños, pues bien, el 48% de los encuestados manifiesta que el peor servicio por ser malo o regular es el de telefonía.

El segundo puesto lo ocupa la banca, donde el 22% de los extremeños encuestados opina que el servicio es malo o regular.

A continuación le seguiría el servicio de luz, considerando otro 22% de las personas encuestadas que su grado de satisfacción al respecto es malo o regular. Le sigue el gas, donde un 18% opina que el servicio es malo o regular, y por último el agua, donde el 14% de los encuestados opina que no es un buen servicio.

Durante 2020 un 48% de extremeños encuestados respondió haber tenido que hacer alguna reparación en sus hogares o de cualquier otro tipo como en el vehículo. De estos, el 28% relacionada con alguna reparación en su vehículo, a continuación le seguiría con un 23% las reparaciones de fontanería.

En cuanto a la satisfacción con el profesional que realizó las reparaciones, la mitad (50%) quedaron conformes, manifestando la otra mitad que su grado de satisfacción era malo o regular.

Reciclaje de residuos

Desde hace varios años, la Unión de Consumidores de Extremadura colabora con Ecoembes, la entidad sin ánimo de lucro que cuida del medio ambiente a través del reciclaje, en campañas de difusión para que los extremeños reciclemos cada vez más y mejor. Cada vez estamos más concienciados de que podemos y debemos colaborar. Así un 72% de los extremeños aseguran que reciclan en sus hogares, tan solo un punto por encima de los datos obtenidos el año pasado. Continúa siendo una cifra muy buena, aunque siempre mejorable.

Desperdicios de alimentos

El 49% de los encuestados ha tirado alimentos a la basura en los últimos días. Este dato se ha visto incrementado en dos puntos respecto al obtenido el año pasado (47%). El principal motivo está relacionado con las sobras de las comidas (41%), el segundo porqué se estropea (31%) y el tercero porqué caduca (21%), el resto manifiesta varios motivos.

Se hace necesario la responsabilidad en el hogar en relación al despilfarro de alimentos, ajustando los menús al número de comensales con el fin de no tener sobras, de existir estás podemos optar por congelarlas o realizar un posible menú con el resto de algunos días.

Hay mucho por hacer para mejorar nuestra relación con los alimentos y evitar la pérdida y el desperdicio de comida.

Hemos adquirido hábitos que afectan al planeta y ejercen una presión adicional sobre los recursos naturales. Cuando desperdiciamos comida, desperdiciamos la mano de obra, el dinero y recursos valiosos (como semillas, agua, pienso, etc.) que se emplean en la producción de la comida, sin mencionar los recursos que se destinan a transportarla. En resumen, el desperdicio de alimentos aumenta las emisiones de gases de efecto invernadero y contribuye al cambio climático.
Sin embargo, los hábitos se pueden cambiar. Hay que hacer un estilo de vida del no desperdicio.

Vacaciones en mente. El 58% de los extremeños encuestados tiene ya decidido ir de vacaciones este año. Del resto el 20% no irá, y un 22% todavía no lo sabe.

CONCLUSIONES: Tras el análisis de datos obtenidos en este estudio, podemos concluir que actualmente la tendencia al ahorro de los extremeños es una realidad, que choca con el porcentaje de extremeños que manifiestan tener una tarjeta de crédito (55,61%), teniendo en cuenta que este tipo de tarjetas normalmente presentan un interés excesivo.

Lo extremeños continúan optando por el pago en efectivo, como la mejor opción, quizás porque son más conscientes del gasto.

Respecto a nuestros hábitos es la cesta de la compra, los supermercados de barrio se siguen imponiendo a los hipermercados, siempre seguidos de las tiendas de proximidad. En este sentido, los extremeños valoran más el trato cercano y familiar al realizar sus compras. De igual manera, respecto a la compra de otro tipo de productos (textil, calzado, etc.,), a pesar de encontrarnos en pleno siglo XXI y de formar parte de una sociedad completamente digitalizada y tecnológica, los extremeños seguimos prefiriendo la tienda local o de proximidad antes que el comercio online.

Por otro lado, los extremeños siguen alertando de la cantidad de quebraderos de cabeza que le ocasionan sus compañías telefónicas, alegando un 42% de los encuestados haber tenido algún problema con las mismas. Dato realmente alto si lo comparamos con otros suministros como pueden ser las compañías de agua, gas o eléctrica, así como con los servicios bancarios. En este sentido, debemos velar por una mayor protección de los derechos de los consumidores en este ámbito, puesto que una gran cantidad de extremeños siente que ha sido víctima de la vulneración de sus derechos en esta materia.

Por último, nos alegra haber obtenido unos datos de reciclaje tan positivos, puesto que un 72% de los extremeños encuestados afirma que lleva a cabo acciones de reciclaje. Esto significa que las campañas de información calan en la sociedad extremeña.

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.