Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasAlerta por estafas a través de códigos QR

Alerta por estafas a través de códigos QR

Alerta por estafas a través de códigos QR

Los códigos QR, formados por símbolos negros dispuestos en un cuadrado sobre fondo blanco, existen desde hace más de dos décadas, pero la pandemia de COVID-19 los ha hecho más populares que nunca.

Con ellos, podemos consultar las comidas y bebidas en un bar, acceder a ofertas de un establecimiento, registrarnos en una página web cuyo contenido nos interesa o incluso llegar a una plataforma de pago de una compra.

Sin embargo, escanear con el móvil estos códigos también puede ocasionar estafas o robos de datos ya que pueden redirigir a páginas web de entidades bancarias fraudulentas que suplantan a las reales y, a través de las mismas, se hacen con nuestros datos personales y bancarios, entre otras muchas cosas.  

Lo que hacen los códigos QR es dirigirnos a una URL, es decir, a una dirección de internet, y ahí es donde puede estar el problema por lo que es recomendable desconfiar siempre que no tengamos la certeza de que el QR lo ha generado el propietario del local o la entidad.

Respecto a los consejos para no caer en este tipo de estafas, el profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) Jordi Serra, ha ofrecido una serie de recomendaciones:

En primer lugar, es necesario comprobar el lugar donde se encuentran estos símbolos. “Hay que desconfiar por completo de los que están en lugares accesibles a todos, ya que los ciberdelincuentes pueden haber puesto un QR fácilmente”, explica el profesor de la UOC.

Por otra parte, debemos comprobar la superficie donde está impreso, para descartar que hayan pegado o colocado un papel con otro código encima. Y, por último, advierte, tenemos que configurar el móvil para que no abra la dirección del web o una aplicación directamente.

Por último, recuerda que se puede establecer que la cámara pregunte al usuario antes de abrir el contenido del código para poder ver la dirección. “Si vemos que la URL no es la correcta o que no es  .es, por ejemplo, no debemos abrir el contenido”, recomienda.

 

 

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.