Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasAumenta el consumo problemático de cannabis en España, el uso compulsivo de Internet y los cigarrillos electrónicos

Aumenta el consumo problemático de cannabis en España, el uso compulsivo de Internet y los cigarrillos electrónicos

El consumo problemático de cannabis en España está aumentando, al igual que el uso compulsivo de Internet, los cigarrillos electrónicos y el tabaco de liar entre los jóvenes, si bien se está reduciendo el consumo de tabaco convencional, según la Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas (EDADES) publicada este lunes por el Ministerio de Sanidad y en el que se han analizado el consumo de drogas de 17.899 personas de 15 a 64 años entre el 7 de febrero y el 11 de marzo de 2020.

Para esta última encuesta, interrumpida por la irrupción de la pandemia, el consumo problemático de cannabis se sitúa en el 3% de los hombres, medio punto superior a la encuesta anterior, publicada en 2017. Entre las mujeres también se registra un incremento, pasando del 0,7% al 0,9%. Además, de la encuesta se desprende que «los que comienzan a fumarlo más pronto tienen un mayor fracaso escolar», debido, según informó el delegado del Gobierno para el Plan Nacional Sobre Drogas, Joan Ramón Villalbí, en rueda de prensa, a que «los efectos de su consumo durante el fin de semana se prolongan hasta el lunes o el martes, afectando a la memoria de los jóvenes en edad escolar».

A pesar de que ha aumentado el número de personas que ha probado esporádicamente sustancias como el cannabis, «la ciudadanía identifica la cocaína o fumar un paquete de tabaco al día como prácticas de riesgo y banaliza bastante el consumo de alcohol más intensivo durante el fin de semana», ha informado el delegado del Gobierno para el Plan Nacional de Drogas. También ha disminuido la proporción de personas que dice que es fácil acceder a estas drogas, «pero muchas personas, alrededor de un 60% consideran que es muy fácil conseguir cannabis y un 40% cocaína», se ha lamentado.

Respecto al consumo de tabaco, la tendencia se mantiene estable e, incluso, descendente, si bien está aumentando el porcentaje de personas que no se plantean dejar de fumar, pasando del 66,3% en 2017 al 77,3% en 2019. Los hombres siguen fumando más que las mujeres (40,5% frente al 36,8%).

«En los años que se desarrollaron las leyes contra el tabaco hubo una reducción muy importante de su consumo, si bien ahora no estamos observando esta reducción por las nuevas formas de fumar que están apareciendo, como los cigarrillos electrónicos», ha señalado Villalbí, que apunta directamente hacia los vacíos legales de la promoción de los influencers sobre sustancias adictivas. «Nos preocupa mucho, porque las redes sociales son un fenómeno emergente muy poco regulado, y la industria del alcohol y del tabaco han utilizado estos canales para llegar a los más jóvenes. No tenemos muy claro cómo abordarlo, ni nosotros ni los países de nuestro entorno», ha informado Villalbí.

En la encuesta del año 2017 el 8,8% de los encuestados había probado alguna vez en su vida un cigarrillo electrónico, y el porcentaje se eleva a los 10,5%en el año 2019. Actualmente, a diario lo consumen el 1,4% de los hombres y el 0,7% de las mujeres. Respecto a otras series históricas, además, destaca el ascenso del consumo de tabaco de liar, «mucho más accesible a jóvenes y personas con menos recursos».

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.