Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasCuidado con el ‘lazo libanés’ cuando vayas a sacar dinero del cajero

Cuidado con el ‘lazo libanés’ cuando vayas a sacar dinero del cajero

Cuidado con el ‘lazo libanés’ cuando vayas a sacar dinero del cajero

Sacar dinero de un cajero es una actividad cotidiana aparentemente inofensiva que puede terminar con un robo. Los métodos que utilizan los ladrones para robar dinero o conseguir los datos de una tarjeta son cada vez más sofisticados. Por ello la Guardia Civil ha querido alertar de una técnica muy utilizada para estafar a los usuarios de los cajeros, el ‘lazo libanés’.

El ‘lazo libanés’ consiste en colocar una trampa en la ranura de la tarjeta del cajero para que ésta quede atrapada. Habitualmente esta trampa suele estar elaborada con papel de radiografías oscuro, que tiene un color muy similar al marco de plástico del cajero. Este mecanismo atrapa las tarjetas una vez introducidas en la máquina, impidiendo que salgan tras realizar la operación. Mediante una cámara los ladrones ven el número pin de la tarjeta y, cuando la víctima se aleja del cajero para notificar la incidencia o marcharse a su casa, los ladrones se acercan al cajero y retiran la trampa con la tarjeta.

En otras ocasiones, en lugar de utilizar una cámara, uno de los ladrones se acerca a la víctima para prestarle ayuda después de que la tarjeta se haya quedado capturada. El ladrón convence al usuario de que puede recuperar la tarjeta si teclea el número secreto mientras él pulsa a la vez los botones ‘cancel’ y ‘enter’. Cuando el método no funciona, la víctima se da por vencida y se marcha, momento que aprovechan los ladrones para extraer la tarjeta, una vez han visto el código secreto. La Guardia Civil explica que habitualmente estos estafadores seleccionan cajeros utilizados por extranjeros a últimas horas de la tarde.

Una variante de esta estafa es la que impide sacar el dinero una vez terminada la operación. Para conseguirlo, los ladrones colocan una barra con pegamento en la ranura de extracción de los billetes. Cuando la víctima introduce el pin y la cantidad de dinero que desea sacar, el efectivo sale del cajero pero se queda enrollado dentro de la barra. La máquina da por finalizada la operación con éxito pero el cliente no ha podido sacar el dinero. Cuando la víctima abandona el cajero pensando que se trata de un error, los delincuentes retiran la barra con los billetes pegados.

Por todo esto la Guardia Civil aconseja que antes de sacar dinero del cajero automático se observe que no existen estas trampas. Si hay algún problema a la hora de realizar la retirada de efectivo, no se debe abandonar el cajero sino contactar con la entidad bancaria.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.