Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasCuidado con los Benzopirenos en las barbacoas

Cuidado con los Benzopirenos en las barbacoas

Cuidado con los Benzopirenos en las barbacoas

Los benzopirenos son un tipo de compuesto químico que se genera por la combustión incompleta de materia orgánica; desde petróleo y madera hasta tabaco y ciertos alimentos. Esta clase de compuestos, llamados Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos (HAPs), proceden de la contaminación medioambiental y, también, de distintas técnicas de cocinado o tratamientos tecnológicos que se le aplican a los alimentos, como las barbacoas.

No todos los HAPs producen los mismos efectos en la salud de las personas, pero existe más de una decena que presentan actividad carcinogénica y pueden ser tóxicos. Estos compuestos pueden provocar irritación por contacto de la piel y los ojos, fallos respiratorios tras la inhalación y afectación del sistema nervioso. A largo plazo, los HAPs pueden causar además efectos tóxicos en los sistemas hematológico, reproductor, inmunológico y de desarrollo. 

Uno de estos hidrocarburos es el benzopireno, que puede provocar carcinogénesis al tratarse del más tóxico. Es decir, su exposición puede provocar cáncer. Existen grandes concentraciones de benzopirenos en el tabaco. Sin embargo, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) señala que “el consumo de alimentos constituye la principal vía de exposición a los HAPs en no fumadores”. 

Los alimentos en los que podemos encontrar este compuesto son, principalmente, cereales y derivados, pescados y mariscos ahumados, y carnes y pescados a la parrilla. En menor cantidad, otros alimentos pueden contener dichos compuestos tóxicos como aceites y grasas, tubérculos, leche y café. Estos alimentos poseen este nocivo componente por la contaminación (en lugares de actividad industrial), por el procesado en la industria alimentaria o por el cocinado que hacemos en nuestros hogares cuando asamos o ahumamos alimentos grasos como carnes o pescados.

Una vez que los benzopirenos están presentes en los alimentos, no hay ningún tratamiento que pueda eliminarlos. La prevención es clave, porque es la única medida viable que podemos tomar. Cuando cocinemos en nuestros hogares los alimentos debemos tener presentes que la formación de estos compuestos es directamente proporcional a la temperatura y al tiempo de cocinado; a más de 300 ºC se empiezan a formar los benzopirenos y resto de HAPs.

 

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.