Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasEl 85% del consumo eléctrico en España tiene planes estables que garantizan precios fijos

El 85% del consumo eléctrico en España tiene planes estables que garantizan precios fijos

El 85% del consumo eléctrico en España tiene planes estables que garantizan precios fijos

La volatilidad del precio de la electricidad en los mercados y el incremento de su coste, determinada por la evolución del precio del gas y el CO2, es un asunto que preocupa a los consumidores. Pero no a todos. La escalada de los últimos meses afecta a los consumidores que cuentan con una tarifa regulada o PVPC –un tercio del total de usuarios de electricidad en España– a los que se les traslada la volatilidad del mercado.

«Esta situación en España es única entre los países de nuestro entorno. El mercado eléctrico español se está comportando de manera igual o similar a países como Portugal, Italia y Reino Unido, pero solo en España el cliente residencial está sujeto a estas fluctuaciones, y no por el mercado, que no es más volátil que el de otros países, sino por la metodología de la tarifa regulada utilizada», explica Alfonso Calderón, director comercial de Iberdrola en España.

En los países de nuestro entorno, las tarifas reguladas no varían con el precio del mercado mayorista hora a hora. De hecho, explica Calderon, «el precio del mercado mayorista en Portugal y España es idéntico, pero los consumidores portugueses disfrutan de una tarifa regulada y unas facturas mucho más estables que las de un español». La razón se encuentra en el diseño de tarifas reguladas que, en el caso de Portugal y otros países del entorno, proporcionan a los clientes domésticos precios durante periodos prolongados de tiempo, evitando así la volatilidad diaria de los mercados mayoristas.

Un 30% inferior

En España, con un sistema similar al resto de los países europeos, el cliente PVPC estaría pagando ahora el precio fijado hace 1 año, lo que representaría una factura un 30% inferior aproximadamente a la que asume hoy un consumidor español. En la actualidad, existen tarifas en el mercado liberalizado que son hasta 200 euros al año más baratas que lo que fija hoy la tarifa regulada.

La Comisión europea se ha pronunciado al respecto y ha defendido que la regulada no debe convertirse en una tarifa para el suministro habitual de hogares que no escogen comercializador en mercado libre, sino que se trata de una tarifa «de transición» con vigencia limitada.

Italia, por ejemplo, ha anunciado el fin de la tarifa regulada en 2023. Expertos en el mercado apuntan a soluciones en este sentido, proponiendo su eliminación gradual, empezando por los consumidores de mayor potencia contratada, con los correspondientes mecanismos de apoyo para los clientes vulnerables («tarifa de último recurso»).

Solo el 10%-15% del mercado

En España, solo un tercio de los consumidores de electricidad –que representan entre el 10% y el 15% del consumo de electricidad del país– están sujetos a la volatilidad de los precios del mercado mayorista, con tarifas reguladas. «El 85% restante del consumo se canaliza a través de planes estables, que garantizan precios fijos por períodos de tiempo entre uno y cinco años», detalla Alfonso Calderón .

Este es el caso de los planes estables de Iberdrola, son soluciones personalizadas a los hábitos de consumo de los ciudadanos: «Porque no consume lo mismo ni de la misma forma una persona que vive sola, una familia numerosa o un comercio. Parece obvio, pero hace años no podíamos abordar esas soluciones por falta de datos. Hoy la tecnología y la digitalización nos permiten establecer patrones de consumo y diseñar soluciones adaptadas a cada perfil de ciudadano, promoviendo a su vez la eficiencia en el uso de la electricidad y una mayor conectividad con el cliente», apunta Calderón.

Estabilidad garantizada

Iberdrola cuenta con casi 7 millones de clientes con precio fijo, de los que más de 6 millones son hogares con planes personalizados; soluciones inteligentes que ofrecen a un consumidor que quiere elegir cómo y cuándo consumir electricidad de la forma más eficiente y tan bien más sostenible, ya que se trata de energía limpia, proveniente de fuentes 100% renovables.

Estos planes están adaptados a los hábitos de consumo de un cliente protegido de los vaivenes del mercado y son de muy diferente naturaleza: los dirigidos a la primera residencia, como son el Plan Elige 8 horas, Plan Estable y Plan Noche; los destinados a segundas viviendas, como es el caso del Plan Verano y el Plan Invierno); los óptimos para aquellos que además han apostado por electrificar su medio de transporte habitual o sus viviendas (Plan Vehículo Eléctrico, Plan Solar); y aquellos diseñados para los negocios (Plan Comercio y Plan Restauración) y las Comunidades de Propietarios.

Todos estos planes de Iberdrola –salvo el Plan Estable cuyo precio es el mismo durante todo el día– disponen de dos precios: uno normal y otro promocionado para las horas de mayor consumo del cliente, dependiendo de su hábito. Todos cuentan, además, con monitorización y asesoramiento personalizado y no están sujetos a compromisos de permanencia.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.