Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasItalia sanciona a Apple con 10 millones de euros por publicidad engañosa de sus dispositivos

Italia sanciona a Apple con 10 millones de euros por publicidad engañosa de sus dispositivos

Las autoridades reguladoras del mercado italianas han impuesto este lunes una multa de 10 millones de euros a la tecnológica Apple por publicidad engañosa. En los spots publicitarios se hacía referencia a la supuesta resistencia al agua de sus dispositivos móviles, pero no especificaban que dicha tolerancia al líquido solo estaba garantizada bajo condiciones de laboratorio.

En la publicitación de sus últimos modelos –iPhone 8, X, XS y 11– la tecnológica hacia referencia a la resistencia de sus dispositivos al agua, pudiendo aguantar hasta 30 minutos a una profundidad que podría alcanzar los cuatro metros en función del modelo. Sin embargo, Apple no declaraba que dicho reclamo solo se estaba garantizado bajo condiciones especificas de laboratorio con el uso de agua estática y pura, pero no en condiciones normales de uso por parte del consumidor.

La Autoridad Garante de la Competencia y el Mercado de Italia (AGCM) ha dictaminado que este tipo de publicidad incurre en ‘prácticas comerciales engañosas y agresivas’, haciendo referencia referencia también al hecho de que la garantía de los iPhone no cubre los daños por líquidos, lo que lleva a confundir a los consumidores después de las afirmaciones publicitarias sobre su resistencia.

El máximo regulador del mercado y la competencia de Italia ha señalado que la negativa de la compañía tecnológica de asumir los costes de las reparaciones de los dispositivos que no han cumplido con la resistencia al agua publicitada, es considerada una ‘practica comercial agresiva’, estableciendo una multa de 10 millones de euros a la división italiana de la compañía estadounidense.

Esta no es la primera sanción a la que se enfrenta la compañía tecnológica estadounidense. El pasado mes de febrero, Francia impuso una multa de 25 millones de euros tras la investigación de los servicios antifraude galos que concluyó con que los consumidores estaban expuestos a una falta de información acerca de las actualizaciones del sistema de explotación de sus Iphones, que en muchos casos ralentizaban los dispositivos.

Apple accedió a pagar la sanción – la mayor en Francia en lo que a derechos de los consumidores se refiere- y además las autoridades francesas obligaron a la compañía ha publicar un comunicado.

La Dirección General de la Competencia, el Consumo y la Represión del Fraude (Dgcccrf), dependiente del Ministerio de Economía, las lagunas en la información que dio la multinacional estadounidense sobre la actualización del sistema iOS -en las versiones 10.2.1 y 11.2- constituyeron ‘una práctica comercial engañosa por omisión’.

Al acceder al pago de la sanción la tecnológica estadounidense se libró de emprender un proceso judicial con las autoridades francesas. En caso de haberse sentado en el banquillo, el grupo estadounidense se hubiera expuesto, de ser condenado, a una multa que podría haber llegado al 10% de su facturación anual en Francia.

El procedimiento se inició en enero de 2018 basándose en la denuncia de la asociación Alto a la Obsolescencia Programada tras las quejas de miles de usuarios de los iPhone 6, SE y 7, que habían constatado que sus aparatos iban más lentos después de esa actualización. Ante la imposibilidad de volver a la versión precedente del sistema de explotación muchos de los usuarios se vieron obligados a cambiar de batería o, incluso, a comprar un teléfono nuevo.

En su demanda, la HAP inicialmente reprochaba a Apple un delito de obsolescencia programada, pero los investigadores descartaron ese cargo durante la instrucción para orientarse hacia los problemas de información. El acuerdo transaccional con el servicio antifraude francés no cerró a los consumidores la posibilidad de demandar a Apple por lo civil para reclamar indemnizaciones.

La compañía estadounidense ha aumentado su beneficio un 12% en el segundo trimestre del año, con unas ganancias de 11.253 millones de dólares, con un incremento similar en la facturación, del 11%, situándose en 59.700 millones, gracias al crecimiento en las ventas tanto de productos como servicios en todas sus áreas geográficas.

Apple, que cerró sus tiendas en todo el mundo para frenar la propagación de la pandemia e incluso tuvo que volver a clausurar algunas en EEUU por los repuntes, registró un alza récord en la facturación de los ordenadores Mac (22%) frente a los teléfonos iPhone (1,6%), y mejoró la de servicios como la App Store o Apple TV+ (15%).

«Somos conscientes de que estos resultados sobresalen de manera clara durante un momento de adversidad económica real para las empresas, sean grandes o pequeñas, y ciertamente para las familias», ha dicho en una conferencia telefónica el máximo ejecutivo, Tim Cook.

En la primera mitad del año, Apple acumula beneficios netos de 22.502 millones de dólares (4% más) y facturación de 118.00 millones (6% más).

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.