Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasLa banca cobra de manera encubierta por los depósitos de los clientes

La banca cobra de manera encubierta por los depósitos de los clientes

La banca cobra de manera encubierta por los depósitos de los clientes

La banca comienza a cobrar por sus depósitos de manera encubierta. Las entidades financieras ya lo hacían a clientes institucionales y empresas, pero ante las perspectivas de los tipos de interés anclados en el 0% más tiempo de lo deseado, empiezan a aplicarlo a todo tipo de clientes.

De manera abierta, desde principios de año BBVA cobra a sus clientes de altos patrimonios que no tengan vinculación con la entidad.   

Así, la entidad cobrará una comisión a sus clientes particulares por mantenimiento de depósitos superiores a los 100.000 euros a partir de febrero. El cargo será del 0,025% mensual o el 0,3% anual.

Disfrazadas como comisiones por mantenimiento de cuentas

Pero esta política de la banca no sólo afecta a los clientes con altos ingresos, los particulares que no tengan una gran vinculación con la entidad donde tengan depositado parte de sus ahorros también están viendo como las entidades financieras les aplican cargos. 

Es el caso de ING y su Cuenta Naranja, un producto de referencia entre los ahorradores más conservadores que la tenían como producto de ahorro, al margen de su entidad de referencia. 

Así, el banco holandés comenzará a cobrar a partir del 1 de abril una comisión por mantenimiento de la cuenta de 10 euros al mes a aquellos clientes que no tengan más relación con la entidad que el dinero depositado en la entidad. 

Para evitar este cargo, el cliente de la entidad naranja debe tener ingresos periódicos de, al menos, 700 euros al mes en tu Cuenta Nómina (o Sin Nómina). 

Si no es así, ING aplicará la comisión para saldos a partir de 30.000 euros.

Esta política no es algo nueva. La tónica general de las entidades financieras es aplicar comisiones por mantenimiento de la cuenta a aquellos clientes que no tengan gran vinculación con el banco. 

Se trata, por lo tanto, de clientes que tienen esas cuentas de ahorro como alternativas a su banco de referencia o que sólo tengan domiciliada la nómina, pero sin más productos contratados. Es decir, de manera directa o indirecta están pagando por tener dinero depositado en estas entidades.

Santander lidera el cobro de comisiones 

Banco Santander es la entidad que más disparó el importe de las comisiones

Santander One sustituye a la mayoría de las cuentas que el banco comercializaba hasta ahora, por lo que sus clientes se han visto obligados a aceptar las nuevas condiciones. 

La entidad que preside Ana Botín puede llegar a cobrar 240 euros al año para aquellos clientes que no cumplan condiciones, que van desde la domicilación de la nómina, incluyendo productos de financiación o de inversión, recibos domiciliados y pagos con tarjeta.

Si sólo se domicilia la nómina, la comisión se reduce a 120 euros al año.

Banco Sabadell también aplica una comisión de 10 euros al mes en concepto de mantenimiento, aunque tengan domiciliada la nómina.

La gran banca paga por el dinero depositado en el BCE 

Lo cierto es que la gran banca ya paga por tener su dinero depositado en el Banco Central Europeo (BCE).

Las entidades financieras pagan un 0,5% por tener su dinero en el máximo responsable de la política monetaria de la eurozona por lo que no es extraño que no hicieran lo propio con el resto de clientes. 

Además, esta situación no tiene visos de cambiar. Las medidas expansivas se mantendrán hasta finales de 2022.

Por su parte, la banca calcula que el euríbor se mantendrá en negativo hasta 2030, por lo que la banca se enfrenta a la difícil situación de obtener rentabilidad en un entorno de tipos negativos que no cambiará a corto plazo.

El cobro de comisiones a los clientes por tener una cuenta con su entidad se ha convertido en una nueva moda en el sector, que ante la escasa rentabilidad que le están dando los tipos de interés actuales, se ha visto forzado a cobrar por productos tradicionalmente gratuitos. 

Algo, que, según María Pérez, directora de Operaciones de Afinia Digital, no es tan extraño. “En épocas de crisis la banca tiende a utilizar las comisiones para sacar rentabilidad. Ya ocurrió hace unos años con la crisis financiera de 2008 y ahora vemos como está volviendo a pasar”.

Alternativas

Encontrar una cuenta sin comisiones se ha vuelto una tarea cada vez más difícil de conseguir, pero buscando en el sitio adecuado, podemos descubrir opciones interesantes.

“Existe una oferta gratuita, pero en algunas ocasiones pueden cobrar por tarjetas o domiciliar recibos. En la actualidad, solo los neobancos, imagin y Openbank destacan entre las entidades con las mejores condiciones del mercado. Son tres excepciones y esperemos que las mantengan en el tiempo dando una alternativa al cliente de no pagar por este producto”, señala María Pérez.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.