Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioSanidad y AlimentaciónLa nueva norma del etiquetado de la miel incluirá finalmente el porcentaje de cada país de origen

La nueva norma del etiquetado de la miel incluirá finalmente el porcentaje de cada país de origen

La nueva norma del etiquetado de la miel incluirá finalmente el porcentaje de cada país de origen

A partir de 2020 la miel será «transparente». La nueva norma de calidad de la miel que ultima el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) exigirá que las etiquetas de los envases indiquen el país o países de procedencia del producto, detallando el porcentaje que corresponde a cada uno, a diferencia de lo que ocurre ahora, que solo existe la obligación de señalar si ha sido elaborado dentro o fuera de la Unión Europea.

 

España es uno de los principales productores de miel en Europa: se envasan anualmente más de 30.000 toneladas. Su gran calidad la convierte en un alimento muy apreciado en los países vecinos, a quienes se exporta en torno al 70 % de ese volumen. Pero la mayor parte de la miel que se comercializa en nuestro país viene de lejos, sobre todo de China, que aporta el 60 % del producto de importación. Con el nuevo etiquetado obligatorio, los consumidores sabrán con exactitud cuál es el origen de la miel que se llevan a casa. Será, por ello, más fácil distinguir el producto local y descubrir la enorme variedad de sabores de nuestras colmenas, controlar su trazabilidad, conocer sus mecanismos de producción y evitar la opacidad que envuelve la fabricación de mieles lejanas (en cuyas normas de seguridad alimentaria no tenemos injerencia).

 

En un comunicado, el Ministerio ha explicado que la nueva normativa quiere “aportar una mayor transparencia en la información que ofrece a los ciudadanos sobre el origen de la miel” para “atender a una demanda de consumidores, sector apícola y distintas administraciones públicas que solicitan mayor claridad sobre el origen” del producto.

 

Ha avanzado que el próximo real decreto sobre calidad de la miel establecerá la obligatoriedad de incluir la mención “miel tratada con calor” en las que hayan sido sometidas a “un tratamiento térmico superior a los 45 grados centígrados”.

 

El MAPA también da la oportunidad de poder emplear en la etiqueta del envase la mención voluntaria “obtenidas en frío” en el caso de aquellas mieles que “no han sido sometidas a un tratamiento térmico en ninguna de las fases de obtención o preparación”.

 

El nuevo real decreto fijará un periodo transitorio de 18 meses para así “facilitar la transición a este nuevo modelo de etiquetado” y dar salida a las existencias de miel que ya ha sido envasada, comercializada y etiquetada sin esta información más detallada.

Facebooktwitter
Sin comentarios

leave a comment