Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasLlega la nueva etiqueta energética desde marzo de 2021

Llega la nueva etiqueta energética desde marzo de 2021

Llega la nueva etiqueta energética desde marzo de 2021

Desde el 1 de marzo de 2021 los primeros electrodomésticos lucirán la nueva etiqueta energética obligatoria que vuelve a la escala inicial y que se aplica tanto en las tiendas físicas como online. Esto es, en la nueva etiqueta energética supone la eliminación de las clases energéticas más altas, por ejemplo, A+++, vigente desde 2012. De ahora en adelante, la clasificación se reescalará de la A a la G. También se utilizarán nuevos métodos para medir el consumo energético y determinar la clase de la etiqueta. Detrás de la variación del nuevo etiquetado están los cambios de comportamientos que experimentamos como usuarios, exigiendo cada vez aparatos mucho más eficientes. También se espera que la información sea más clara y comprensible para el consumidor, ya que se ha comprobado que con las etiquetas A +, A ++ y A +++, la motivación a comprar electrodomésticos más eficientes era menor a la que había con la escala de A a G.

En una primera fase, se ha decidido que sean las lavadoras, las lavadoras-secadoras, los lavavajillas, frigoríficos y congeladores y las vinotecas las que, desde el 1 de marzo de 2021, cambien su etiqueta energética. Algunos fabricantes ya incorporan la nueva etiqueta a estos electrodomésticos y desde noviembre de 2020, por ley, los fabricantes deben incluir ambas etiquetas en los productos, pero la nueva no se expondrá al público en las tiendas. Para hacerlo todo más sencillo y accesible, se puede obtener información más amplia y variada a través de un código QR impreso en la esquina superior derecha de la nueva etiqueta energética. Una vez escaneado, este código remite a una base de datos controlada por la UE desde el 1 de marzo de 2021. Estas nuevas etiquetas seguirán el ritmo de las mejoras tecnológicas en eficiencia energética, y serán revisadas cuando el 30% de los productos en el mercado comunitario reciban la máxima clasificación (A) o cuando el 50 % esté en las franjas A y B, para asegurar su utilidad.

El resultado de este reescalado de las clases es que los electrodomésticos más eficientes (que antes pertenecían a la clase A+++), quedarán asignados como mucho a la clase B, para dejar un espacio de mejora a la eficiencia energética de los nuevos productos, es decir, la clase A, la más eficiente, quedará inicialmente desierta. Dependiendo del electrodoméstico, las nuevas etiquetas energéticas no solo informarán del consumo eléctrico, sino que también aportarán datos sobre el agua utilizada por ciclo de lavado (con unos criterios nuevamente definidos), la capacidad de almacenamiento o el ruido, entre otros.

La clasificación, como ya dijimos, va de la A a la G. El verde oscuro indica un producto altamente eficiente y el rojo uno de baja eficiencia. Después de los primeros electrodomésticos señalados en marzo de 2021, en septiembre deberán mostrarse las nuevas etiquetas de lámparas y bombillas, y en 2022 en aires acondicionados y secadoras.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.