Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas Noticias¿Qué es la tasa rosa y a qué productos se aplica?

¿Qué es la tasa rosa y a qué productos se aplica?

¿Qué es la tasa rosa y a qué productos se aplica?

La tasa rosa, o impuesto rosa, es el precio extra de los productos destinados al público femenino, en comparación con aquellos para el masculino con las mismas características y prestaciones. Se llama así porque la única diferenciación aparente entre esos productos es que los destinados a ellas son de color rosa o tienen un nombre específico. El colectivo feminista francés Georgette Sand comenzó a utilizar el término taxe rose en 2014, extendiéndose por el mundo desde entonces como un plano más en la lucha por la igualdad de género. 

Las cuchillas de afeitar desechables son uno de los ejemplos más llamativos: las de mujeres suelen tener un sobreprecio respecto a las de hombres, solo diferenciándose por su color. En una cadena de supermercados las cuchillas de afeitar para hombres costaban 0,09 € la unidad y las de mujeres 0,23 €. Hubo acusaciones por publicidad engañosa y discriminación.

Por esa razón muchas mujeres consumen productos aparentemente para hombres sabiendo que son igual de útiles pero más baratos. Los productos de higiene personal, como desodorantes, geles o perfumes, encarecen las cestas de supermercado de las mujeres. Pero también son más caros los servicios de peluquería o tintorería, los juguetes infantiles, el material escolar o la ropa cuando son productos de una misma marca y categoría dirigidos al público femenino. 

La ONU ha pedido eliminar la tasa rosa porque dificulta el empoderamiento de mujeres y niñas. Además, el Parlamento Europeo publicó un informe en 2018, “Igualdad de Género y Políticas Fiscales en la UE”, en el que instaba a los países de la Unión a suprimirla. El informe también proponía que los productos de higiene menstrual estuviesen en espacios públicos de manera gratuita para acabar con la “pobreza de la menstruación” y que las mujeres tuviesen acceso a ellos al margen de su nivel económico. Escocia fue el primer territorio del mundo en aplicar la medida en noviembre de 2020. Sin embargo, algunos países aún aplican impuestos muy elevados a los productos sanitarios para la menstruación, como Dinamarca, Croacia o Hungría, donde el IVA para estos productos está por encima del 25%. 

La tasa rosa no debe confundirse con la “tasa tampón”, el impuesto con el que se gravan los productos de higiene menstrual, como tampones, compresas o copas menstruales, cuando no se consideran bienes de primera necesidad. En España, por ejemplo, tienen un IVA del 10%, en lugar del 4% asociado a los bienes básicos esenciales. Kenia fue el primer país en suprimir la tasa tampón, en 2004, y otros quince países han adoptado la medida: cinco africanos, otros como el Reino Unido, Australia, Canadá, India, Jamaica o Líbano, y diez estados en Estados Unidos.

 

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.