Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasTarifas horarias o usar bien los electrodomésticos, claves para ahorrar hasta 256 euros en electricidad

Tarifas horarias o usar bien los electrodomésticos, claves para ahorrar hasta 256 euros en electricidad

Tarifas horarias o usar bien los electrodomésticos, claves para ahorrar hasta 256 euros en electricidad

Conocer bien cómo funciona cada electrodoméstico y modificar nuestras costumbres pueden ayudar a ahorrar hasta 256 euros al años en electricidad en casa. Con este objetivo y con motivo del Día Mundial del Ahorro de Energía que se celebra este miércoles 21 de octubre, repasamos algunas de las medidas que funcionan para conseguir gastar menos en nuestro recibo de luz.

Revisar la tarifa eléctrica

Hay que apostar por las tarifas de discriminación horaria con independencia de la empresa comercializadora. Esta tarifa, todavía desconocida para muchos consumidores, consta de 14 horas diarias baratas en invierno (desde las 22 a las 12 horas del día siguiente) y otras diez horas más caras (desde las 12 a las 22 horas de la noche). Esta tarifa compensa aunque no se cambien de forma radical los hábitos ya que algunos electrodomésticos están en funcionamiento durante todo el día. Se calcula que para recortar gastos solo es necesario un 30% de consumo en horario valle.

Asimismo, reduciendo la potencia contratada en 1 KW se puede conseguir un ahorro de unos 50 euros anuales. En nuestro perfil online dentro de nuestra compañía eléctrica podemos ver, o solicitar, la información sobre cuáles son los picos máximos de potencia alcanzados para ver si podemos rebajarla sin problemas.

Apagar el piloto encendido o modo «stand by»

El consumo fantasma de los electrodomésticos que dejamos con el botón encendido o enchufados en una regleta pueden suponer un gasto de los 375 kWh al año, una cifra que equivale a unos 60 euros anuales. El aparato eléctrico en «stand-by» que más dinero supone en nuestra factura es el router, seguido por la impresora y el radio despertador. Se aconseja usar una regleta con interruptor para aquellos electrodomésticos que normalmente se quedan encendidos pero sin uso como el televisión, ordenador, microondas o la cafetera para dejarlos apagados por completo.

Dar un buen uso a los electrodomésticos

Un hogar medio en España gasta cerca de 4.000 kWh de electricidad al año, de este total los aparatos electrónicos son responsables de una gran parte del consumo de energía. El frigorífico es el electrodoméstico con mayor peso en el recibo con un porcentaje del 18,9% sobre el total, el televisor (7,5%), lavadora (7,3%), horno (5,1%) y el ordenador (4,6%). Para ahorrar, por ejemplo, en el frigorífico se puede conseguir un desembolso de 41 euros menos al año si no se comprimen los alimentos, se deja circular el aire por la parte trasera, se quita la escarcha, no se deja la puerta abierta durante mucho rato, y se ajusta el termostato entre 4 y 6 grados. Además, con el termo se pueden ahorrar 68 euros anuales si no se ajusta la temperatura a más de 60ºC, si se coloca un enchufe programador para calentar el agua o si se coloca un enchufe programador para calentar el agua durante las horas que la tarifa es más barata.

Con el fin de gastar 21 euros menos con el uso del horno se puede optar por no precalentar durante un tiempo excesivo, apagar 10 minutos antes de sacar la comida, hornear varios alimentos al mismo tiempo y evitar abrir la puerta cuando no sea estrictamente necesario. En el caso de la vitrocerámica, se puede reducir el desembolso en 20 euros anuales si se utilizan cacerolas del mismo tamaño que la placa, se tapan para que no haya fugas de calor, se apaga la cocina minutos antes de terminar la cocción e incluso se puede bajar la temperatura de la calefacción mientras se cocina.

También podemos conseguir un recorte del gasto de 14 euros anuales en la secadora si finalizamos antes el programa de secado, limpiamos las pelusas y el filtro del condensador y llenamos el tambor totalmente. Por otro lado, podemos ahorrar 13 euros anuales al utilizar el lavavajillas con medidas como usar el programa económico en vez del normal o limpiar el filtro a menudo. Es mejor optar por llenar el lavavajillas a poner en marcha un programa de media carga, ya que no ahorran mucho.

Autoconsumo

Esta opción pasa por producir nuestra propia energía eléctrica y puede suponer un ahorro de casi 700 euros anuales para las familias que consumen unos 5.700 kW/h al año. Desde IDAE subrayan que el autoconsumo supone un ahorro en el recibo de la luz y «una menor dependencia de los cambios de precio de la tarifa eléctrica». Instalar placas solares para el autoconsumo y suponen una cuantía de entre 3.000 y 4.500 euros. El coste inicial que supone una instalación de autoconsumo se amortiza entre los siguientes seis o 10 años gracias al ahorro de energía. También existen ayudas y beneficios fiscales para la instalación.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.