Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasA partir de abril será clave a qué hora se ponga la lavadora o se encienda el televisor

A partir de abril será clave a qué hora se ponga la lavadora o se encienda el televisor

A partir de abril será clave a qué hora se ponga la lavadora o se encienda el televisor

Estaba previsto que los cambios en el recibo de la luz llegarán en 2020 pero debido al coronavirus se han pospuesto hasta este año y, según distintas fuentes, parece que podrían entrar en vigor en abril. Las novedades, que se aplicarán por defecto sin que los clientes deban hacer nada, afectarán a quienes tengan la tarifa regulada por el Gobierno (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor, PVPC) y, en concreto, al sistema de discriminación horaria. Así, pagarán más o menos por la electricidad según la qué horas vean la televisión, pongan la lavadora, enchufen la plancha, etc.

Hay que recordar que el importe de la factura depende del consumo que realice un hogar, algo cambiante porque varía en función de las veces que, por ejemplo, se enchufe la plancha. Otro aspecto que afecta a la factura es la potencia contratada (si se conectan varios electrodomésticos a la vez y no se dispone de suficiente potencia contratada se saltarán los plomos).

A partir de abril desaparece la actual variedad de tarifas de PVPC que existen y habrá una única tarifa eléctrica llamada 2.0 TD. Se impondrá la discriminación horaria en tres franjas para todos los clientes. De este modo, por defecto, para todos los clientes de tarifa regulada, la luz tendrá tres precios: horas punta, horas llana y horas valle.

El periodo horario más caro (hora punta) será por la mañana entre 10.00 y las 14 horas y por la tarde/ noche entre las 18.00 y las 22.00 horas. El periodo de precio medio (hora llana) será por la mañana de 8.00 a 10.00 horas y por la tarde de 14 horas a 18.00 horas, y por la noche de 22.00 a 24.00 horas. El periodo más barato (hora valle) y al que más económico resultará consumir electricidad será entre las 0.00 horas y 8.00 horas.

Estos tres periodos sólo tendrán vigencia los días laborales porque los fines de semana todas las horas serán valle, es decir, las más baratas.

Otro de los grandes cambios es que los consumidores podrán contratar distintas potencias según sus necesidades (por ejemplo alguien que la quiera aumentar por la noche para cargar el coche. Ahora eso no es posible. Con el sistema actual, se tiene una determinada potencia contratada: 2.3 , 3.45, 4.6 , 5.75, 6.9, 8.05 kilovatios, etc.

 

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.