Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasEl peligro de beber cuatro latas de bebida energética al día durante dos años

El peligro de beber cuatro latas de bebida energética al día durante dos años

El peligro de beber cuatro latas de bebida energética al día durante dos años

El consumo de bebidas energéticas se ha disparado en los últimos años entre los jóvenes. Marcas como Monster, RedBull o sucedáneos han pasado a formar parte de la dieta diaria de muchos adolescentes, algo que a la larga puede ser altamente perjudicial para el organismo y su estado de salud.

Para concienciar sobre ello, en BMJ Case Reports ha publicado un caso extremo de un chico de 21 años que bebía cuatro latas al día. Unos dos litros de bebida energética. Este consumo elevado acabó derivando en una insuficiencia cardíaca, pero antes, el joven ya había experimentado diferentes episodios que le habían afectado mucho en su día a día.

Según publica el estudio, el paciente había sentido malestar durante meses – sin acudir al médico – que se tradujeron en migrañas cuando no consumía la bebida (lo cual le provocó una dependencia todavía mayor), insomnio e incluso pérdidas de memoria. El caso se complicó de tal manera que abandonó los estudios universitarios ante la imposibilidad de poder concentrarse. Así explica cómo fue su ingreso en la UCI.

“Primero, estaba sufriendo delirios, tenía problemas de memoria hasta tal punto que no podía recordar por qué estaba en la UCI. En segundo lugar, estaba constantemente asustado luchando por moverme o hablar, esto finalmente me llevó al insomnio; A menudo no me dormía hasta la madrugada. También me frustraba cuando no podía pensar en las palabras que quería decir cuando quería algo y esto me hacía sentir abrumado por emociones como la ansiedad y la depresión”.

Al conocer los malos hábitos del paciente, los médicos le realizaron pruebas exhaustivas para comprobar que los daños no fueran mayores. Tras análisis de sangre, escáneres y demás, vieron que padecía insuficiencia renal y cardíaca. Si bien la insuficiencia renal se trataba de una afección no diagnosticada en su momento, los médicos tenían claro que la cardíaca estaba estrechamente relacionada con el exagerado consumo de bebida energética.

El joven fue trasladado para un posible trasplante de corazón y de riñón, pero gracias al tratamiento farmacológico mejoraron sus síntomas. A día de hoy ha dejado por completo las bebidas energéticas. 

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.