Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas Noticias¿Es bueno tener el portátil siempre enchufado?

¿Es bueno tener el portátil siempre enchufado?

¿Es bueno tener el portátil siempre enchufado?

Las dudas sobre cómo optimizar el funcionamiento de un ordenador son bastante habituales. Una de las preguntas que se plantea con mayor frecuencia es: ¿es bueno tener el portátil siempre enchufado? ¿Qué pasa si uso mi portátil conectado a la corriente? La respuesta no es sencilla, porque existen distintas opiniones y, además, cada fabricante da sus propias recomendaciones de uso.

En la actualidad, son muchas las personas que prefieren un portátil a un ordenador de mesa, por la ventaja que implica poderlo llevarlo de un lugar a otro. Cuando salieron al mercado, esa era su función, estar operativos sin corriente eléctrica, pero cada vez es más habitual utilizarlos como un ordenador fijo. Es entonces cuando surge la duda ¿qué es mejor, tener el portátil enchufado o no? Si esta cuestión te preocupa, te explicamos los pros y contras de tener el portátil siempre enchufado.

Lo primero que hay que saber es que hoy en día ya es difícil encontrar portátiles con batería extraíble como los primeros que salieron al mercado. Lo más habitual, actualmente, es contar con un portátil con batería integrada, que resulta bastante complicada de extraer. Por tanto, es normal usar el ordenador enchufado y con la batería puesta. Pero ¿es bueno tener el portátil siempre enchufado?

En principio, usar un portátil conectado a la corriente no supone problema alguno, porque, pese a lo que aseguran algunas afirmaciones, en realidad, la batería no se sobrecarga. Los equipos actuales cuentan con sistemas de protección para que, una vez llena la batería, el proceso de carga se detenga.

Las actuales baterías de iones de litio funcionan de tal manera que solo se recargan cuando su nivel de carga no está al 100%, por lo que, tener el portátil siempre conectado no implica peligro alguno, ni tampoco supone que tu batería se vaya a degradar antes de tiempo. Aun así, hay opiniones que apuntan a que hacer que la batería cumpla ciclos de carga cada cierto tiempo (haciendo que se descargue para volver a cargarla después) puede ayudar a prolongar su vida útil.

Cuánto dura la batería de un portátil

Resulta imposible determinar con exactitud cuánto va a durar la batería de tu portátil, porque su vida útil depende tanto del fabricante como del modelo de ordenador. Por ello, es fundamental saber cómo elegir un portátil bueno. Además, el tiempo que dura el la batería desenchufada depende del uso que hagas del portátil. Debemos tener en cuenta su grado de desgaste, algo que ocurre de manera progresiva y es inevitable.

En general, la batería de un portátil nuevo te puede durar entre 3 y 6 horas sin que dependas de la corriente eléctrica, pero pueden ser más o menos horas según el uso que le des al portátil. Otra cuestión es cuántos meses (o años) pueden transcurrir hasta que detectes que la batería del portátil no carga, quizá por algún problema técnico (mala conexión) o tal vez porque su vida útil ha terminado.

En este sentido, hay que entender cómo funcionan estas baterías. En cualquier ordenador, tienen una serie limitada de ciclos de carga, es decir, van a poder descargarse y cargarse en su totalidad un número determinado de veces, que suele oscilar entre 300 y 500 cargas.

A la hora de la verdad, la batería suele durar algo menos de lo que indican los fabricantes. Se debe a que, generalmente, la duración indicada no contempla situaciones reales de mal uso que pueden acelerar su deterioro. Las actuales baterías duran un mínimo de 2 a 4 años, aunque ese tiempo puede llegar a ser muy superior si cuidamos la batería de manera correcta.

Cómo cuidar la batería del portátil

Ahora que sabes que no es malo tener el portátil siempre enchufado, puedes tomar una serie de medidas para alargar la vida de la batería del portátil. Pese a que va reduciendo su capacidad total de carga a medida que “envejece”, hay una serie de consejos que contribuyen a evitar que se dañe la batería del portátil, consiguiendo que dure más en buenas condiciones.

  • Siempre que sea posible, activa el ‘modo ahorro’ al utilizar el ordenador, tanto si está enchufado, como si no.
  • Cuando no te resulte imprescindible, reduce el brillo de la pantalla. Ese brillo extra, que no siempre es necesario, también gasta batería.
  • Protege el portátil y su batería de las altas temperaturas. El elevado calor, sobre todo si va unido a condiciones de humedad ambiental, puede acabar deteriorando el equipo y su batería.
  • No mantengas abiertas un sinfín de aplicaciones si no las estás utilizando.
  • Salvo que quieras, expresamente, descargar tu batería para reiniciar un ciclo de carga, procura, en el día a día, que ésta no baje su nivel de carga por debajo de 20%, es decir, si trabajas con el portátil desenchufado y ves el aviso de ‘batería baja’, conéctalo a la red eléctrica.
  • Recuerda que, en principio, tener el portátil siempre enchufado no es malo: lo que puede resultar dañino para la batería es tenerla descargada un periodo de tiempo demasiado largo.

Cuando una batería está dañada, notarás que comienzan a aparecer problemas, como que la batería del portátil no carga o que el ordenador no es capaz de detectarla. 

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.