Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasLa pandemia cambia cómo los bancos dan préstamos preconcedidos

La pandemia cambia cómo los bancos dan préstamos preconcedidos

La pandemia cambia cómo los bancos dan préstamos preconcedidos

Un SMS, un mensaje en el cajero o una notificación en la banca online avisa al cliente de que, si quiere, puede conseguir hasta 20.000 euros ese mismo día y en pocos pasos, sin más papeleo que firmar digitalmente. Con la información que almacenan de los clientes, como ingresos, ahorros o gastos fijos, analizan cada perfil para conceder una cantidad con un interés adaptado al usuario.

Si bien los conocidos como préstamos preconcedidos son la respuesta de la banca para competir frente a los créditos rápidos, lo cierto es que ahora su oferta ha bajado 30 puntos porcentuales con respecto a la época prepandemia.

La incertidumbre económica causada por el coronavirus, el temor de la banca a un posible aumento de la morosidad y la situación laboral menos estable de los clientes (ERTE, despidos, negocios con restricciones…) han hecho que la oferta de este tipo de créditos se haya reducido considerablemente. 

En concreto, de un 90% de clientes con uno aprobado en 2018 se ha pasado a un 60% en febrero de 2021.

Además de la reducción de ofertas, estas se limitan a clientes prémium. Aunque esto no significa que únicamente se concedan a los usuarios con más ingresos. Clientes con más antigüedad, sin otros créditos por pagar, cuyo sector laboral no se haya visto tan afectado por la pandemia o que tengan un ratio de ingresos-gastos saludable son los favoritos. Además, mientras mejor perfil se tenga, mejores condiciones se podrán conseguir.

Los préstamos preconcedidos pueden ofrecer desde 500 hasta 90.000 euros con un interés medio del 9,8% TAE, más caros que la media actual de créditos al consumo (7,52% según el Banco de España). Aunque se debe aclarar que las ofertas pueden cambiar radicalmente con cada perfil, ya que un mismo banco puede ofrecer hasta 3.000 euros al 9% a un cliente y hasta 60.000 euros al 5% a otro, según el perfil financiero de cada uno.

Para poder conseguir un préstamo preconcedido es necesario ser cliente con, al menos, tres meses de antigüedad y tener una cuenta nómina con los ingresos domiciliados o ahorros.

A pesar de la significativa bajada de ofertas de créditos preaprobados, esto no implica que los usuarios no puedan conseguir créditos al consumo con el banco. Son muchas las razones por las que el banco no los ofrece a ciertos clientes o incluso ha dejado de ofrecerlos a quienes tuvieron uno en algún momento.

La incertidumbre económica y la situación laboral cambiante de muchos clientes son dos de las razones principales de esta bajada en la oferta. Ante esta situación, los bancos necesitan un análisis más detallado y actualizado del perfil de cada cliente para conocer las circunstancias actuales en el momento que se pide la financiación. No obstante, esto no implica que, si se pide un crédito al banco, la solicitud sea denegada.

Tanto si se busca financiación sin tener un preconcedido como si se quiere una cantidad mayor de la que se ofrece con el crédito preaprobado, se puede realizar una solicitud de financiación para que la entidad la analice. 

Hoy en día, gracias a los avances tecnológicos, los tiempos de espera se han reducido y aunque la solicitud no se resolverá tan rápido como con un préstamo preconcedido, puede no demorarse mucho.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.