Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioNoticias del díaPetardos y mascotas: Cómo calmar a nuestro perro ante estas situaciones

Petardos y mascotas: Cómo calmar a nuestro perro ante estas situaciones

Petardos y mascotas: Cómo calmar a nuestro perro ante estas situaciones

España es un país acostumbrado a celebrar muchas de las fechas señaladas en el calendario con pirotecnia, el Colegio Oficial de Veterinarios de Palencia recuerda que los ruidos fuertes e inesperados que conlleva el lanzamiento de petardos causa “verdadero terror en algunos animales, sobre todo en los perros” y muchos casos de ansiedad. Por este motivo, además de recordarlo a la población en general, llaman a los propietarios a intentar adelantarse a estas situaciones mediante el entrenamiento y, si fuera necesario, el uso de fármacos que minimicen estos efectos secundarios.

Lo normal, cuando un perro sufre un cuadro de este tipo de terror causado por los ruidos, tiende a buscar cobijo y esconderse en un lugar que ellos consideran seguro, recomiendan a sus dueños dejarles que busquen ese cobijo y, una vez allí, tratar de tranquilizarles y nunca regañarles. Algunos animales sienten verdadero terror y resulta muy complicado lograrlo, por este motivo recomiendan entrenarles antes de que lleguen estas fechas y, si no se consigue, recuerdan que existe farmacología, que tal y como nos confirma José Gallo, vicepresidente del Colegio, está dando muy buenos resultados pero, siempre, recomienda consultar con los veterinarios para que sean ellos quienes lo prescriban. El objetivo final es evitar este sufrimiento a los animales y darles un mayor bienestar.

Si tu pequeño lo pasa muy mal con el ruido de los petardos, hoy te dejamos aquí algunas recomendaciones para ayudarle a pasar el mal trago.

Como en casa en ningún sitio

Lo mejor es evitar salir a la calle, donde no sólo el sonido es más fuerte sino que los riesgos se multiplican. Si se trata de una fiesta de larga duración, salid a las horas de menos actividad o hacedlo por zonas alejadas al ajetreo festivo.

Bloquea las entradas de mayor ruido

Baja las persianas y cierra las cortinas, no sólo para aislar el interior de los sonidos exteriores sino para crear un ambiente de iluminación moderada que resulte tranquilo. Puedes encender alguna lámpara de luz tenue o incluso, si el perro está acostumbrado, dejarle un espacio a oscuras (aunque esto depende mucho del animal, ya que mientras algunos pueden acostumbrarse y dormir, otros están más agitados si no ven luz).

Eclipsa el estruendo

Una buena idea es disfrazar los ruidos que puedan entrar de la calle creando sonidos en la casa. El método más sencillo y recomendable es poner música relajada, la música clásica o chill out puede crear en tu perro el mismo efecto que en ti. También puedes optar por encender la televisión o la radio, pero conviene que escojas programaciós igualmente calmada.

Contagia tranquilidad a tu amigo

Los perros tienen un gran sentido de la empatía y no sólo detectan nuestras emociones y estados de ánimo, sino que la adoptan. Si tu muestras una actitud nerviosa o brusca, ellos se muestran igual de inestables. Por eso es importante no sólo actuar de manera calmada, en movimientos, gestos y tono de voz, sino también evitar un comportamiento inusual como estar constantemente hablándole o acariciándole, pues el animal notará igualmente la situación inusual, y puede causar el efecto contrario: ponerlo en alerta.

Controla los horarios

Además de tener en cuenta la hora u horas en que tiene lugar la pirotecnia para evitar la calle, también es importante para organizar las actividades previas. Una buena idea es aprovechar esos momentos para dar largos paseos e incluso hacer ejercicio con tu can, de ese modo una vez de vuelta en casa estará más relajado e incluso cansado, y bajará la guardia de cara a la hora de los ruidos. También es una buena idea dedicar ese tiempo para mimar especialmente a tu perro, con masajes, cepillados o juegos que lo mantengan entretenido y a gusto.

Crea su refugio

Normalmente los perros tienden a buscar su propio escondite si estos momentos ruidosos les pillan en casa. Cualquier rincón alejado del jaleo puede servir de protección, pero lo mejor es que le ayudemos a crear una zona propia de refugio, especialmente si se trata de una fiesta que dure varios días seguidos. Para fabricar su zona libre de ruidos hay que seguir 3 pasos: escoger la habitación de la casa más lejana al exterior, montarle un espacio de descanso si es posible cubierto (transportín, cajón, etc) y con mantas u otros materiales aislantes, y acostumbrarle a la zona algunos días antes y dejar que aprenda a buscarla como lugar de seguridad, no forzarlo ni encerrarlo. Es muy importante que no se sienta encerrado, sino que pueda ir y venir cuando quiera.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.